Jugando con fuego

5 Oct

Estas últimas semanas se ha puesto en primera línea de actualidad, el debate sobre la monarquía y sus apoyos. Y no ha sido gracias a un verdadero debate político sobre el modelo de estado y la forma de gobierno, sino a la actitud de una serie de vándalos emulando las hazañas (que no Azañas) de los proetarras, al quemar fotos del Rey en Bcn.

No seré yo, que me reclamo razonablemente Republicano aunque no sea este asunto una de las prioridades que creo debamos tener en la agenda política general y menos la izquierda (con la que está cayendo en materia social, laboral…), quien se escandalice por que se cuestione la Corona, aunque la quema de fotos, banderas y demás símbolos siempre me han parecido lamentables y condenables (además de recordar que si uno juega con fuego…se puede orinar en la cama…).

Pero ante la palpable simpatía que parecen despertar las ansias antimonárquicos que destilan las manifestaciones en Catalunya, en una parte al menos de la izquierda por estos lares, me gustaría recordar que los que queman fotos del Rey no lo hacen por una cuestión republicana, sino porque representa a España. Es decir, le queman por ser el Jefe del estado de la nación que les “oprime”. Si en lugar de Rey fueramos una República, quemarían la foto del presidente de turno ¿lo dudan?

Además hay una cosa que me preocupa: la extraña asimilización que se hace entre la República como modelo de estado y el derecho de autodeterminación, la independencia etc. Aunque esto puede ser material para un sesudo análisis posterior, quiero recordar, por poner algunos ejemplos, que Republicana es la jacobina administración francesa y republicanos eran patriotas españolistas como Azaña (sin h), Prieto, Largo Caballero o la mismísima Dolores Ibarruri. Republicanos, españoles y de izquierdas. Si alguno levantara la cabeza…

Anuncios

4 comentarios to “Jugando con fuego”

  1. Santi Benítez 5 de octubre de 2007 a 12:21 pm #

    Oscar, no estés aventando esas cosas en voz alta que te van a acusar de lameculos y colaboracionista – aunque esto último todavía no sé muy bien con qué-.

    Y no, yo no lo dudo. Es más, si te fijas, ayer, nos encontramos con una imagen digna de este país de Dalí, surrealista a más no poder. Banderas republicanas y, enfrente, banderas del buitre, el yugo y las flechas. No sé si alguien se ha dado cuenta, pero es que los dos grupos, si es que los de las banderas republicanas de verdad lo son, están en contra de la monarquía. Lo gracioso del caso es que los del bruitre, el yugo y las flechas tienen claro el porqué de este girigay. Los que, al parecer, no lo tienen muy claro son los propios republicanos que, hablando de todo un poco, la inmensa mayoría de nazionalistas tienen muy poco. O, por lo menos yo, como republicano, espero que sea así, porque ya me dirás que tiene que ver ser nazionalista con ser de izquierdas, internacionalista, republicano y federalista – se supone que unas cosas van con otras, pero que se va a hacer, ya digo, este es el país de Dalí-.

    Ôo-~

  2. Juanpe 8 de octubre de 2007 a 12:18 am #

    Acudo a este blog por recomendación expresa de Santi, comentando este artículo.

    Desde que se empezaron a quemar las dichosas fotitos, llevo proclamando al viento algo que parece ser política e izquierdísticamente incorrecto y que coincide con las exposiciones de Óscar y Santi.

    Efectivamente, aquí no se está reivindicando la República. Aquí se está haciendo simple y llanamente el cafre. Para cambiar el sistema, hay que estar dentro del sistema pues en caso contrario se está a un golpe de Estado, a una ruptura del Status Quo.

    Contemplo con estupefección como un compañero, Jaume D’Urgell, al que aprecio considerablemente, se le apoya porque arrió una bandera republicana, arrojando previamente la bandera constitucional. Pues no, miren Uds., leánse el escrito de acusación del Fiscal: no se le acusa de subir un trapo y de arrojar otro, sino por arrojar el segundo. Dicho de otra forma más clara: no se le acusa de colocar una bandera, sino de tirar la “legal”.

    Como dice mi amigo Joseca, a veces da la impresión de que más que en la III República, se está pensando en la II.

    Un saludo.

  3. Joseca 8 de octubre de 2007 a 12:43 am #

    Yo lo que lo veo sobretodo es poco inteligente.

    Si la manera de defender los postulados republicanos es quemar una bandera o ahorcar un muñeco me temo que andamos muy descaminados.

    Debemos partir de la base de que España, hoy por hoy, prefiere el mal menor pero conocido de la Monarquía que una tercera república cuyas virtualidades pocos aciertan a explicar.

    Y la forma de modificar ese estado de cosas es mediante la persuasión y la argumentación, no mediante la agresividad y el permanente recuerdo de un pasado que, dicho sea de paso, tuvo sus aciertos pero también sus innegables errores.

    Salud y Repùblica, por supuesto, pero antes civismo y educación.

    Un abrazo, un saludo a Juanpe (gran bloguero y mejor amigo) y gran blog éste que acabo de descubrir gracias a Santi, otro de los insustituibles.

  4. Juanpe 8 de octubre de 2007 a 2:38 am #

    Es que ya sabes, Joseca, que por un lado están esos que reparten el carnet de izquierdista y por otro, los que parece que tenemos que mendigarlo.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: