Gudaris llorones…

9 Ene

Comparto al 100% el razonamiento que Don Ricardo Royo, en A Sueldo de Moscú, hace de este asunto. Ya está bien de “comprender” a los que abusan del estado de derecho para eliminar, no solo nuestro sistema democrático, sino a nosotros físicamente. ¿Torturas? Ni una y si las hay, investigarlas, perseguirlas y condenarlas, pero como dijo ayer Bono, si tiene que haber bajas en un enfrentamiento armado…que no sean las nuestras. Que bastante nos disparan a la nuca…

“No sé. Si yo fuera un agerrido gudari que hubiese consagrado mi vida a liberar a mi patria del yugo de otra patria, vecina, pero abyecta por no ser la mía, y hubiese decidido que entre los medios que puedo usar para llevar a cabo esa bendita liberación está la eliminación física de aquellas personas que fueran consideradas enemigas de la patria o simplemente obstáculos para la consecución del objetivo final, pienso que tendría asumido el riesgo de ser eliminado yo mismo físicamente, o cuando menos, parcialmente. Un hueso roto, un tiro en alguna parte. Qué se yo. Es lo que tiene el uso ilegítimo de la violencia, que puede ser respondido legítimamente por quien tiene el monopolio de su uso legal, que no es otro que el estado. Vivimos tiempos basura: empleo basura, prensa basura, comida basura… Ahora viene el terrorismo basura, el terrorismo de llorones que no dudan en perseguir y dar muerte a unos guardias desarmados a los que han reconocido en un bar, pero que lloran como boabdiles una costilla rota como consecuencia de una detención aparatosa. “

Seguir leyendo el artículo de Don Ricardo…

Anuncios

4 comentarios to “Gudaris llorones…”

  1. Fer 9 de enero de 2008 a 5:01 pm #

    Realmente patético.
    No se trata de “comprender” a nadie. Es que la personas tienen derechos, sean quienes sean.
    Menospreciar a víctimas de torturas por que no sean de los “nuestros” me suena a fascismo puro y duro. Y más cuando muchos de esos “demócratas” no son ningunos santos (Bien calladito estuvo Bono cuando los GAL, por poner un ejemplo)

    Y este caso es sólo la punta del iceberg, le animo a que lea el informe de Amnistía Internacional sobre las torturas en España. Aquí le dejo el enlace
    http://www.es.amnesty.org/paises/espana/pagina/tortura-y-malos-tratos/

    Y no se equivoque, ETA no quiere destruir el sistema “democrático”, quiere el derecho a decidir para el pueblo vasco, pero claramente utiliza métodos erróneos y deleznables.

    Yo me pregunto:
    ¿Se puede llamar a un sistema democrático cuando niega el derecho a decidir bajo amenaza militar (Artículo 8 de la constitución)?
    ¿Desde cuando la monarquía es algo democrático?
    ¿Se puede tolerar una ley como la anti-terrorista que permite tener incomunicados a presos hasta 13 días y sin que sus familias sepan nada de su paradero? ¿No fomenta esto la tortura?

    No todo vale, ni para unos ni para otros. Por tanto estaré en contra de la violencia, venga de donde venga, ya sea terrorismo de estado o terrorismo de ETA.
    Por lo cual me muestro crítico con ámbos por que ambos usan métodos abominables, no siento como míos ni a unos ni a otros

  2. Alberto Garzón 9 de enero de 2008 a 5:05 pm #

    El espíritu democrático incluye la aceptación de unos derechos civiles y fundamentales para todos los seres humanos, independientemente de su situación particular. Implica también el control del Estado para evitar el abuso de poder.

    En una democracia ideal, la tortura y el maltrato a los apresados no sólo debe estar perseguida, sino que además deben existir mecanismos que eviten su aparición.

    Pero es que incluso en una guerra es necesario hacer prevalecer estos derechos, los cuales nos permiten utilizar métodos diferentes a los suyos -rastreros y cobardes-, y no por casualidad existe unos convenios de Ginebra.

    Con todo el respeto, una izquierda incapaz de comprender que la tortura no es válida ni un mecanismo tolerable no es, en mi opinión, izquierda posible alguna. Hasta ahí podíamos llegar.

    Y no me vale ni el sarcasmo de Royo-Villanova, ni el matonismo macarra del señor Bono. Son todos argumentos más propios de la edad media y, por cierto, muy típicos en el pensamiento de guerra estadounidense.

    Salud!

  3. Pedro 9 de enero de 2008 a 5:41 pm #

    Pienso que al final los tiros irán por otro lado . Me refiero a que estamos presenciado el final del actual sistema monetario y financiero internacional . En uncontexto como este , siempre existen tentaciones para establecer una dictadura . Hay que decidir quien va a pagar los platos rotos , el pueblo , o los interes corporativos . No hay dictadura sin tortura . En España , estamos acostumbrados a un debate muy centrado en nuestro propio ombligo . Pero grandes novedades pueden venir de fuera ¿ Que tal un “atentado terrorista” antes de las elecciones ? Otro mas . El priemr paso para desvirtuar el sistema democrático , es el de desvirtuar las elecciones . Quien sabe mucho de esto es Daniel Estulin , en sus libros sobre Bilderberg , también en ” Los Señores de las Sombras “

  4. Fritz 9 de enero de 2008 a 11:50 pm #

    No estoy para nada de acuerdo con la idea del comentario. “Torturas ni una”, con eso se zanja la cuestión.

    Hay que entender que esta gentuza tiene una moral revolucionaria que, como tantas veces se ha dicho, es la ausencia de todo principio moral: el objetivo superior lo justifica todo, y si esto ocurre con el asesinato mismo mucho más con el Estado de derecho. Sólo faltaría que no fueran hipócritas.

    hay en esto un ejemplo de hipocresía que me llama mucho más la atención: nadie se queja de las torturas (palizas) que pueda recibir un delincuente común. Aunque estos son la “aristocracia” del calabozo, y claro…

    Lo realmente condenable sobre lo que ha podido ocurrir, pues, de momento estamos en la presunción (yo tampoco dudo pero es así) son declaraciones como las de Miren Azacárate, portavoz del Gobierno vasco. Se puede pedir, como hizo Llamazares, la comparecencia de Rubalcaba, más cuando se sabe que se rechazará ;), pero el tono de la portavoz del Gobierno neotradicionalista vale más que tres horas de discurso proetarra.

    No nos equivoquemos, las torturas son intolerables, la hipocresía es repugnante y, desde un punto de vista democrático, las declaraciones del Gobierno vasco son inadmisibles. Pero bueno, “el conflicto” y la teoría de la “acción/reacción” que enuncian representantes del Estado como el lehendakari… y lo que te rondaré morena.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: