Genio y figura

13 Nov

Me hago eco tras leerlo en el blog de mi amigo Alex Olmos, de una entrevista que a mi también me encantó el otro día en El País, a D. Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Verdades como puños con la dosis habitual de ¿mala leche?…

[…]

Jerónimo Andreu: ¿Guarda buena relación con el partido?

J.C.R. Ibarra: Estoy bastante fuera, pero tengo afectos. Al final, cuando llegaba a la Ejecutiva Socialista, me sentaba y me preguntaba: “¿Dónde están mis amigos?”. Te encuentras gente de otra generación y es posible que eso cree cierto distanciamiento. Meter gente nueva no es garantía de innovación. Vengo de un tiempo donde la discrepancia era la norma fundamental: se discutía duro, y luego salíamos y éramos amigos. Nunca pensé que en una Ejecutiva discutir pudiera ser entendido como una animadversión. El problema ahora es que la fotografía del partido es heterogénea: jóvenes, mujeres… pero el discurso es muy homogéneo, frente a la heterogeneidad del discurso de la época de Felipe. La gente cree ahora que la lealtad es ser homogéneo con el líder, pero nadie se alimenta sólo de golosinas; el líder tiene que recibir golosinas y cosas que no le gusten: eso lo fortalece

P: ¿A Rajoy le dan muchas golosinas?

R: Su camarilla, sí. El problema es que a Rajoy le ocurre igual que a Almunia: no son líderes. Ni se lo creen ni les gusta. Yo creo que no llega a las elecciones de 2011.

P: ¿Qué futuro le ve a la izquierda?

Yo creo que el proyecto socialdemócrata tiene un futuro esplendoroso. En 1989 se hunde el comunismo, y en 2008, el capitalismo; lo único que queda es la socialdemocracia. Haría falta que los líderes socialdemócratas se levantaran con una propuesta para una nueva sociedad. Está cambiando todo: el territorio, la privacidad o la propiedad, algo que no entiende la SGAE. Estamos en la sociedad del servicio: el teléfono ya no vale nada, su valor lo da el servicio que presta. La materia prima es la inteligencia… ¡Y están todavía buscando fórmulas para la sociedad industrial!

P: ¿Y por qué la socialdemocracia no consigue elaborar un discurso?

R: Porque esto no lo entienden muchos. Mi gran éxito fue ver en 1997 que esto venía; mi gran fracaso, que nadie me ha seguido. Hay nuevos que esto no lo entienden. Ser nuevo no es ser innovador. A Leire Pajín [secretaria de Organización del PSOE] le enseñé yo a mandar correos electrónicos. –

Sublime…

Anuncios

2 comentarios to “Genio y figura”

  1. Pablo 15 de noviembre de 2008 a 5:35 pm #

    Hola Oscar,

    Que representa Juan Carlos Rodríguez Ibarra en la historia reciente del PSOE ?

  2. Óscar C. 16 de noviembre de 2008 a 1:54 am #

    Pues Ibarra representaba el último de los barones o poderes territoriales del PSOE desde casi la transición. Era de los pocos que se podian permitir el lujo de decir en voz alta lo que les pareciera mejor, sin temor al aparato del partido. Leal a muerte con Alfonso Guerra, esa relación no le impidió mantener buenas relaciones con Felipe González. Era (es) un socialista de corte clásico, con cierto toque populista y azote de los nacionalismos periféricos por discriminadores y anti igualitarios (y por ende también de los socialistas que tienen veleidades regionalistas/nacionalistas). Con Zapatero no congeniaba demasiado porque no entendía que se rompieran (sobre todo en el tema autonómico) ciertas lineas pactadas en la transición. Digamos que Ibarra es un equivalente en español a los que sería un jacobino de izquierdas en Francia tipo Chevenement o algo así.

    Saludos Pablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: