El futuro de la izquierda

20 Mar

Oskar Lafontaine, dirigente histórico de la socialdemocracia alemana y lider del Partido de la Izquierda alemán (Die Linke), sigue animando el debate sobre el futuro de la izquierda, no solo escribiendo numerosos textos sino a través de la práctica, ya que su experiencia impulsando la construcción de una nueva izquierda que aunara a los ex comunistas del PDS y a los socialdemócratas de izquierdas del WASG, junto a sindicalistas, ecologistas, cristianos de base etc., está creando una línea de trabajo que por ejemplo está siendo seguida en Francia o en Italia. En España, mientras tanto IU, cada vez más aislada y controlada por no se sabe que intereses del PCE sigue, en lugar de tender puentes de futuro, perdiendo efectivos por la izquierda y los movimientos sociales, demonizando a la socialdemocracia y escorándose peligrosamente hacia la desaparición, mientras el Partido Socialista, sigue copando sin problemas casi el 100% del electorado progresista.

La apuesta de Oskar Lafontaine por una nueva izquierda que actue sin complejos, con vocación de gobierno y con una clara ambición de romper la atonía actual frente a la crisis de un modelo de capitalismo caduco e inhumano, presentando alternativas que sean renovadoras y nada inmovilistas, es toda una novedad que se agradece y que se mira con esperanza, puesto que intenta unir y no separar, lo que en el campo de la izquierda, centro izquierda, progresismo o queramos llamarle… es algo no muy habitual.

Aquí os dejo enlazado un discurso de Lafontaine, que habla precisamente del futuro de la izquierda.

Anuncios

5 comentarios to “El futuro de la izquierda”

  1. carlos 20 de marzo de 2009 a 2:48 pm #

    Tienes razón. Certero analisis, lo que ocurre es que el aparato de PSOE y su poderosisima ala derecha tambien tienen mucha culpa en lo que esta pasando y en lo que pasará, si no se remedia y Oskar Lafontaine, lo que ha hecho ha sido poner los espartos en Alemania, para no acabar como en Italia.
    La socialdemocracia actual se ha quedado sin modelo, solo en Latinoamerica y Lafontaine, están en proceso de busqueda, ademas de los Movimientos Sociales a los que por cierto la socialdemocracia, tambien esta expulsando mucha gente.
    Animo y valor.

  2. xai 20 de marzo de 2009 a 5:44 pm #

    Puede ser, ¡pero tuvo 963.040 votos en las generales de 2008! Es decir, es el número de ciudadan@s que “representa” con sus dos escañitos en la Cámara Baja. – ¡Póngame un escaño limpio y sin cabeza, ah, y me quita las escamas si puede ser! – Aquí tiene señora, son… 481520 votos. – Uy, pues ya casi que me lo deja a fiar, ¿eh? 🙂

  3. Óscar Cerezal 20 de marzo de 2009 a 6:47 pm #

    Xai, lo que dices de los 481.000 votos por escaño no es real. Es hacernos trampas al solitario. En España no hay dos circuscripciones, sino 52. Es decir que se han presentado no una ni dos listas, sino 52 candidaturas por lo que los votos son los que son. Y si en cada provincia, excepto en Madrid y Barcelona (ICV), no ha tenido los votos necesarios para lograr algunos de los escaños en juego siendo tercera, cuarta o quinta fuerza política, no es culpa de la ley electoral sino de que IU no tiene mas votos en esas provincias. Esta Ley electoral es la misma para todos. Otra cosa es que se saquen mas o menos votos y te penalice el tipo de computo electoral.

    Y que conste que creo necesaria una ley electoral que recoja en todo el territorio del estado, la máxima de que todos los votos valgan lo mismo. Pero estoy un poco cansado del discurso de que la Ley penaliza a IU. La ley penaliza a todas las fuerzas políticas que se presentan en todas las circunscripciones y no son ni la primera ni la segunda. Es decir podría tb penalizar al PSOE y al PP si dejaran de tener tantos votantes en todas las regiones. Y penaliza ahora a otras también como UPyD o Ciudadanos o a Los Verdes, como antes penalizó al CDS o a Fuerza Nueva…

    Saludos

  4. Óscar Cerezal 20 de marzo de 2009 a 6:51 pm #

    Ah…se me olvidaba, con esta misma ley electoral (que repito que creo que hay que cambiar) la IU de Anguita soñaba en los 90 con dar el “sorpasso” al PSOE, es decir pasar a ser la primera fuerza de la izquierda. ¿Entonces que habría pasado? Que hubiera sido el PSOE el que hubiera estado perjudicado por la ley d´hont. ¿Qué ha cambiado? Que en loos 90 IU tenía presencia y bastantes votos en todas y cada una de las provincias españolas. Y ahora no existe casi ni en Castilla la Mancha, Castilla Leon, Murcia, Galicia, Cantabria, Navarra, Aragón…y eso no es culpa de la Ley electoral…

  5. Xai 21 de marzo de 2009 a 9:37 am #

    ¡Pero si eso está claro! Bajo la Ley d’Hont el análisis es ese (de hecho tú te habrás hartado tanto como yo de este debate (terceras y sucesivas fuerzas nacionales penalizadas en pro del bipartidismo, etc) sobre todo tras los últimos comicios donde fue manifiesta esta propiedad inherente a la susodicha Ley, ¡y conste que yo no soy de IU ni de ningún partido!).
    El caso es que luego nos olvidamos de las condiciones que se han dado (Ley d’Hont) para la asignación y comenzamos a tratar a las fuerzas políticas por “escaños”, no por representación ciudadana. Es decir, aplicamos e identificamos las reglas de la política con el sentir de la gente y ahí es donde se producen inexactitudes y desencuentros (y luego los políticos se sorprenden). Por definición, es desde fuera de la burocracia donde se ve más claramente esto ya que desde el ámbito político real, el que al final desgraciadamente cuenta, el de los escaños, las mayorías simples, absolutas y cualificadas, comisiones, no-separación de poderes…, desde ese ámbito es muy difícil verlo (mayormente porque el 80% del tiempo se emplea en defenderse de ataques o prepararlos).
    A mí me da igual que sea IU, PSOE, PP, UPyD, CiU o la Chunta… del que se hable mientras cuando se hable se tenga en cuenta a las personas reales de carne y hueso que “representa”, y que el “discurso” que tenga que cambiarse si la fuerza política en cuestión “va a peor”, no sea para “captar votos” sino que sea un discurso que rezume sabiduría, que sea para sumar, para aportar a la autoorganización de las sociedades, que esto es lo que luego se ve, lo que luego quiere la gente, que las cosas funcionen mejor cada vez (todo ello mezclado con las sanísimas consultas populares, tanto la de Manzanares como la vasca). Que no sea ir girando el timón grado más grado menos hasta dar con el la corriente del momento para ganar a toda costa las próximas elecciones (curioso vocabulario este de ganar/perder, yo gano, tú pierdes, te piso, te machaco…, ¡origen de muchos males! Si la gente no quieren ganarse entre ellos, quieren gente competente y eficaz, ¡pero al final son los partidos los que enfrenten a los ciudadanos!). Al final “gana” el que mejor propaganda hace, guerra de información, de acusaciones, de golpes de efecto en medio de la campaña, demagogia… ¿no da un poco de pena?
    Bueno, el debate es largo largo y yo soy algo escéptico (el panorama lo favorece), cuando se hablan de “nuevas vías” (a bote pronto, en Asturias sin ir más lejos, era el PP en la oposición el que apoyaba el asturianu, ¡para arañar por la izquierda supongo! Al PSOE no le hacía falta, ¡hasta que le haga! Y así por todas partes… ¿dónde está el discurso entonces?).
    En fin, perdona por disponer de tu tiempo, ¡que yo hablo por los codos!
    ¿Qué sabemos de lo del grupo de gaitas :P?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: