¡Viva la clase media!

21 Ago

Rompiendo un poco esa intención mía de no entrar al trapo en estas vacaciones, voy a comentar algo de actualidad que me ha sacado de quicio:

Las palabras de Pons, esa esperanza perdida para quienes le escuchábamos en la radio y que ha demostrado que no es mas que una sonrisa profidén con poco fundamento, hablando en nombre de la tan manoseada clase media como ataque a las palabras (que no hechos de momento) de Pepe Blanco acerca de que es necesario aumentar los tributos de quienes ganen por encima de los 54.000 euros. ¡Esa subida la van a pagar los currantes! dice el tío y no se le cae la sonrisa de la boca, ni nada. Tiene narices. No dudo que muchos de los que ganen 54.000 euros o mas, curren mucho. Yo mismo gano algo más de 40.000 euros brutos al año y les juro que curro y mucho, pero de ahí a ponerme en plan víctima de la sociedad va un trecho.  La progresividad fiscal, que es de lo que estamos realmente hablando, es algo necesario e imprescindible. Y lamentablemente está demostrado que cuanto mas se gana menos se paga porcentualmente. Siempre hablamos de subir los impuestos indirectos, en el pan, la gasolina, la luz, que ahí casi todos pagamos igual, pero eso de que quien mas gane que mas pague, parece ser una blasfemia bolchevique en el mundo de la ortodoxia liberal…

¿Clase media dicen? Clase media son, cuando existen en España según Cáritas, organización subversiva donde las haya, 8 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza, todos aquellos que con un trabajo con nómina, están aportando vía retenciones de IRPF mas al conjunto de la sociedad que todos aquellos que a través de planes especiales, sociedades o mil artilugios fiscales más, evaden su responsabilidad social, con el amparo cuando no aplauso de los poderes públicos. La llamada clase media, que ha sustituido en el imaginario colectivo a la malograda y poco glamourosa clase obrera, suelen pasar a malas penas de nóminas de 1000 euros al mes. ¿O fíjese en su entorno? ¿Cuanto gana el de la tienda de la esquina? ¿Cuanto la vecina de arriba? ¿Cuanto la auxiliar administrativa de su Ayuntamiento? Los que ganamos mas, como yo mismo, sin duda alguna el Sr. Pons y supongo que todos aquellos a los el quiere defender de “la voracidad estatal”, tenemos la obligación de aportar mas para los que menos tienen. Siempre, pero ahora con cuatro millones de parados más. ¿Caridad cristiana Sr. Pons? Pues si, y justicia social también.

Y es que comentarios hipócritas sobre temas tan serios, hacen que hasta “a la buena gente de centro” se nos hinchen las venas rojas del cuello…

Anuncios

2 comentarios to “¡Viva la clase media!”

  1. Carlos Riaño 24 de agosto de 2009 a 2:47 pm #

    Excelentisimo alcalde

    Las palabras de Blanco hay poca gente que se las haya tomado en su literalidad. Vamos que hay poca gente que crea que la intención del gobierno sea subir los impuestos sola y/o principalmente a las rentas más altas (se ponga el límite donde se ponga). En general se ha entendido como un “avance de intenciones” en lo que lo importante es “subir impuestos” y no “a las rentas más altas”

    Primero y/o principalmente porque una subida de impuestos leve o moderada a las rentas más altas, e incluso una importante subida en ese segmento tiene un impacto realmente escaso en las cuentas (muy especialmente en el medio y largo plazo); Ni hay tantas rentas muy altas ni muchas de ellas tributan especialmente por rendimientos del trabajo o mecanismos generales del IRPF. De esto son y eran plenamente conscientes en el mismo gobierno y ha sido repetido y muy argumentado por ministros (Solchaga, Almunia, Solbes, Salgado…) y tertulianos propios e impropios.

    Y con el nivel de gasto actual (planes E incluidos) esta subida sería como poner una tirita para curar una cornada en la femoral. Y aunque sea una tirita de Gucci o Loewe sigue siendo una tirita.

    El gobierno ha elegido una senda de gasto muy considerable como receta principal para atajar los efectos de la crisis. Es un gasto de un dinero que no tiene y que, por la situación económica, es prácticamente imposible que genere sin tocar los impuestos, -especialmente subiendo el tipo de IVA- o acudiendo a una emisión de deuda para la que el mercado no se muestra muy dispuesta.

    Siguiendo una táctica habitual se esta recurriendo a “ideologizar” la cuestión como un paso previo y necesario (¿?) al planteamiento de la cosa en si. No es que tengamos que subir los impuestos porque estemos gastando muy por encima de lo que ingresamos, y quizás de manera innecesaria (acabo de retirar de correos la bombilla de bajo consumo que me han “regalado” pero que seguramente sea la más cara de todas las que ya tengo en casa) … es que los ricos no pagan lo que deben o son unos mezquinos insolidarios.

    Lo siguiente, si se sigue el guión habitual, es insistir en la necesidad de hacer un mayor esfuerzo colectivo (que de manera burda sería “nosotros si que somos solidarios y no esos ricos de ”) para conseguir/ justificar un incremento de la presión impositiva dirigida, eso si, a mantener las políticas sociales y solidarias…. Tu, de hecho ya esbozas este argumento.

    Y digo lo siguiente por que lo de la congelación de los sueldos a los funcionarios (“esos vagos que cobran por no hacer nada y encima tienen un puesto fijo e intocable) ya se ha oido.

    En definitiva ideología para justificar una medida. Y como decia Juan Luis Cebrian el otro dia (bastante molesto por lo de la TDT) “La ideología no es ninguna frontera para la incompetencia”

    En este caso la ideologia hace que el gobierno socialista “crea” que el dinero en sus manos será (ya ha sido) mejor gastado/invertido/ ahorrado que en la de los ciudadanos.

    Seguramente piensa también que el es (o puede ser) más solidario que la ciudadanía en su conjunto. Puede, pero el trabajo y los resultados de un buen numero de ONGs, laicas o religiosas, parece desmentir que sea él mejor y mas eficaz agente a la hora de ser solidario y ayudar a hacer frente a los dramas de la necesidad….

    Y por último una reflexión tontorrona sobre oir a la gente hablar y leer las noticias, especialmente cuando quien habla y escribe son de ideas e intereses opuestos. No es lo mismo. En ocasiones ni siquiera es lo mismo el oir las cosas en directo que una vez que han sido “editadas” para las noticias. Si tienes buen oido y buena memoria podrás llegar a oir como en la versión “noticias” desaparecen dudas, carraspeos, pequeñas frases, silencios, ligeros fallos, que seguramente no afectan a la verdad de lo dicho, pero si a su apreciación por parte del que escucha.

    Disfruta de las vacaciones.

    Calos Riaño

  2. Óscar Cerezal 24 de agosto de 2009 a 6:21 pm #

    Excelentísimo amigo Carlos, fíjate si me has hecho reflexionar que te “respondo” con una entrada en el blog y cuando pueda profundizo sobre lo de las ONG y la labor asistencial.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: