Acerca de la democracia interna en los partidos

29 Nov

Una de las cosas que mas admiro de otras democracias europeas, es la pluralidad y la democracia interna en los partidos políticos. En la izquierda o en la derecha, los partidos políticos se conforman internamente en corrientes de opinión, donde las distintas tendencias debaten de ideología. Sí, de ideas, de programas. La UMP de Sarkozy o el Partido Socialista francés, no serían lo mismo sin la pluralidad interna y la facilidad para el debate ¿no sería mas razonable que en España el PP permitiera el debate interno organizado, entre sus corrientes democristianas, liberales, socialdemócratas, conservadoras… en lugar de las peleas de reinos de taifas? ¿y que en el PSOE existieran otras corrientes organizadas (que no familias, eso es otra cosa que nada tiene que ver con la ideas sino con el reparto momentáneo de poder) además de Izquierda Socialista? ¿es sano que en la política española los congresos se decidan a la búlgara? ¿es real que nadie discrepe, matice y que la gente decida libremente entre varias opciones? Creo que no.

Lo lógico, una vez que uno toma la decisión de acercarse a una partido, se supone que por cercanía ideológica tras descartar los demás, es que dentro de este suceda lo mismo y este militante se sitúe junto a los compañeros con los que mas de acuerdo esté. Eso sería lo lógico, pero no lo que pasa. Dentro de los partidos, en nuestro país, no existe la cultura de la pluralidad interna ni del debate político. Y es una lacra para nuestra democracia, sin duda alguna.

Todo esto viene dado porque en el seno del Partido Socialista de Madrid, se ha generado una polémica acerca de las declaraciones en su blog de un concejal de Madrid descalificando al secretario general del PSM. Y yo, que al igual que Alejandro, soy cargo público y bloguero, quiero mostrar mi postura.

Partiendo de la base que en mi blog, que es personal e intrasferible, yo también escribo libremente lo que me parece oportuno y critico lo que creo que debo criticar, el problema de base es ese precisamente, que en un blog (o en cualquier otro medio) de alguien que ostenta una responsabilidad electa por una organización concreta, lo oportuno o lo que uno debe hacer, no es atacar a quien te representa por decisión soberana de la militancia, aprovechando el altavoz de los medios, sino usar los procesos internos para defender tus ideas y tus propuestas sin hacer daño público a la organización y a sus perspectivas electorales. Y creo que la crítica de Alejandro, como antes la de otros en la vida interna del partido, no es fruto de la expresión libre y espontanea de un bloguero o un militante, que además es cargo público, sino que forma parte de toda una orquesta de presiones, ataques y movimientos internos, que con el respaldo de un medio de comunicación, pretende difundir un estado de ánimo concreto al conjunto de la militancia y al electorado, sin pasar esas críticas de manera previa por los órganos del partido. Y digo esto, porque son mínimas las críticas que he podido escuchar en voz alta en los Comités regionales o en los foros del partido. Y es que estoy convencido, a lo mejor de manera erronea, que tras los ataques a Tomás Gómez y a la ejecutiva que lleva menos de dos años en activo, no hay ese debate de ideas o de otro modelo de partido del que hablaba al principio y que además creo necesario y enriquecedor.

Quiero recordar un dato, que creo inapelable. Tomás Gómez desde que fue elegido secretario general del PSM se ha enfrentado de manera latente, sigilosa pero permanente, no solo a la hostilidad de quienes se sienten herederos de los que nos llevaron, con el apoyo de todos eh… que eso tampoco hay que olvidarlo, varias veces antes a la derrota e incluso a la verguenza (Tamayazo), sino también al apagón informativo de los medios de la derecha mayoritarios en Madrid y a la hostilidad, por razones que yo al menos desconozco, del grupo Prisa. ¿Se han hecho cosas mal en este periodo desde el año 2007? Sin duda. Y estoy convencido de que una de ellas, ha sido no analizar que se hizo mal antes, para llegar al batacazo electoral que nos llevó a una escasa treintena de alcaldías en Madrid y a la hegemonía de la derecha mas neoconservadora posible en la región.  

Por tanto, si hay compañeros que creen que Tomás Gómez es un mal secretario general y un mal candidato y que el PSM no funciona bien, estan en su derecho, pero lo que deben hacer antes que nada, es plantear una alternativa con luz y taquígrafos, no solo criticar, sino organizarse públicamente, presentar un programa y mostrar a cara descubierta en las Agrupaciones sus planteamientos. Esto, pese a los que a veces se piensa, creo que enriquecerá el proyecto político de la izquierda en Madrid, pero utilizar la prensa y no las Agrupaciones, para criticar al contrario en lo interno, no es ético dentro de una organización.

Se que esto que voy a escribir ahora, supondrá mi estigmatización interna por parte de algunos, pero en mi libertad como bloguero, como militante y como alcalde de lo que llamamos “pequeña galia de la sierra” (lo que supone que un poco mas de aislamiento no nos complicará demasiado más las cosas…); aquí y ahora, con todos los errores y carencias que deban plantearse y por supuesto debatirse,

creo que Tomás Gómez, es actualmente el mejor activo y el mejor candidato con que contamos los Socialistas para ganar la región de Madrid.

Y le voy a seguir apoyando, como hago desde que fue elegido en el último congreso, desde la modesta Agrupación a la que pertenezco y desde el cargo que ocupo, para que siga liderando el PSM, exigiendo al partido en todos los ámbitos que trabajemos en serio, con todos los medios materiales y humanos para lograr los objetivos marcados.

Si hay otros, que opinan que esto no es así y tienen alternativas, que las muestren, que demuestren su linea de trabajo y sus ideas diferentes y que los militantes podamos elegir, sin trampas ni cartón. Les invito a venir a mi Agrupación a exponerlas. Y quien sabe, a lo mejor nos convencen y les damos la razón. O no.  Pero esto hay que hacerlo como digo, en todas y cada una de las Agrupaciones, no en las páginas de algunos medios de comunicación. Eso es desleal, no con Tomás Gómez, que en su cargo lleva implícito soportar eso y más, sino con todos los militantes a los que nos tratan como tontos y se nos niega capacidad de decidir. Nos quieren convertir en simples peones en una pelea de elites. Y por ahí no debemos pasar.

Por tanto, siendo coherente con mi vocación de defender la existencia de mas y mejor democracia, externa e interna, y por tanto la existencia de corrientes internas de opinión en los partidos políticos en general y en el PSM en particular, pido a los compañeros que se llaman así mismos “críticos”, que esta pelea interna se convierta en debate de ideas o se cierre de una vez. Porque si no se genera esa “confrontación de ideas y proyectos”, a cara descubierta y con participación de todos, es que nos encontramos ante la enésima escaramuza para colocarse bien ante el reparto de poder y de sillones. Y es una pena, porque entre todos debemos y podemos construir una nueva mayoría en Madrid. La de los progresistas.

Esta es mi opinión sobre el tema. Tan respetable o cuestionable como la de cualquier otro militante. Tras este “tochazo” de carácter interno, además de pedir que no se sancione al concejal del Ayuntamiento de Madrid por lo escrito en su blog,  os deseo un buen domingo…

Anuncios

4 comentarios to “Acerca de la democracia interna en los partidos”

  1. COMO PUÑOS 30 de noviembre de 2009 a 8:49 pm #

    Tu te gustas escribiendo ya que no doy credito a las cosas que dices y me temo que tienes que tener mucho tiempo libre, pero virgen santa cuanta palabreria para nada. Ya te lo he dicho alguna vez, deja de mirarte el ombligo porque mas lejos de ese lugar redondo mas cosas solo te tienes que aventurar a salir poquito a poquito hasta que ya lo consigas un dia un pasito otro dia otro y asi. Debes de tener un buen publico que te aplauda porque la verdad no lo entiendo. Te propongo que tu blog lo hagas de pago ya que con las escasas criticas que te hacen harias un buen dinero.

  2. Oscar Cerezal 30 de noviembre de 2009 a 8:57 pm #

    Además de defender/justificar a los amigos de los terroristas de ETA y actuar como un troll (termino que define al que pretende reventar blogs ajenos), podrías decirme que cosas digo en esta entrada de las que no das crédito. Algún argumento no vendría mal de vez en cuando, pero claro a Mazinger Z no le da la neurona para más… te ruego que o participas debatiendo sobre los temas o nos alegres la existencia con tu ausencia. Gracias.

  3. Miguel Alvarez 30 de noviembre de 2009 a 10:44 pm #

    Estimado compañero,

    Al igual que tu, soy miembro del partido. Hace 33 años que entre en él. Desconozco cual es la situación en Madrid. Las culpas de los de antes y las que puedan tener los de ahora. Solo quiero decir algo breve sobre la cuestión de las críticas. Es muy habitual oir a los compañeros que tienen responsabilidad sobre como deben de ser las críticas. Sujeta a la asamblea (semestral supongo) sujeta al orden del día y según el criterio de la mesa. Solo quiero decir que eso pertenece a un tiempo en el que el ejercicio de la crítica formaba parte del hacer del partido. Ese tiempo terminó. La crítica silenciada por la piramidización del partido, el amplio ejercicio de la cooptación, la satanización del que critica tanto en el interior como en el exterior cuando no la marginación no es un ejercicio de crítica libre.

    O el partido se abre, deja de ser uniformado, uniformado sí, que no uniforme o el partido será lo que siempre han anhelado unos cuantos. Un partido de cuadros en donde hasta los programas electorales y las iniciativas políticas corresponderan a cuadros de la administración, la universidad, gabinetes de asesoramiento y hasta premios nobeles. El partido se aleja de la ciudadanía y eso parece ser que no quieren verlo los compañeros que conforman la dirección en sus diferentes estratos.

    No se hace daño al partido con la crítica, incluso cuando esta, siendo respetuosa, se hace fuera de los “cauces normales” por otro lado inexistentes. Se hace daño al partido cuando la gente por miedo no cumple con la labor militante entre las cuales estan el ejercicio legítimo de la crítica. El cierre de filas, efectivamente cierra las filas, pero seca el interior.

    Saludos,

  4. Oscar Cerezal 1 de diciembre de 2009 a 6:23 pm #

    Comparto contigo la necesidad de que el partido se abra y que los militantes participen, opinen y se agrupen en virtud a sus opiniones. Por eso defiendo un partido de corrientes, donde estas estén reguladas, tengan presencia pública etc. El problema es cada vez mas somos un partido de cuadros, de cargos públicos u orgánicos, por lo que las críticas se generan habitualmente dentro de una simple pelea de lo que llamo yo élites, o sea una pelea de poder entre los que aspiran a gobernar el partido o la administración. Y eso es lo que cuestiono.

    Yo defiendo la libertad de un militante (de este o de otro partido) a cuestionar a su dirección y sus políticas. Pero esas críticas tienen que tener como fin generar una alternativa que debe darse en las bases, formada por estas y refrendada en Congresos, Asambleas etc…, no desgastar a través de los medios de opinión.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: