La diáspora verde hace un nuevo intento

18 Ene

Entre las muchas anomalías que tiene la política española con respecto a nuestros vecinos europeos, hay una que me interesa mucho y es la falta de una referencia política verde clara en nuestro país. Yo que me he movido por esos lares desde antes de ingresar en el PSOE (1), defiendo la importancia que el espacio verde debe de tener para cualquier alternativa progresista que se precie de serlo. Ya sea de manera autónoma o dentro de otro proyecto mas amplio de progreso.

He aquí algunas de las razones que yo creo que han hecho que en España no exista una fuerza verde compacta:

  • La excesiva ligazón de lo verde con cierta extrema izquierda, antes política y ahora asociativa, lo que ha reducido mucho su espacio de crecimiento entre las clases medias urbanas, bases del ecologismo en Europa. El movimiento verde en Francia, Alemania, Holanda, Italia… representa un movimiento transversal que se mueve desde la izquierda no autoritaria y ecosocialista, hasta planteamientos post-ideológicos e incluso de centro. De ahí que no quede claro si su caladero de votos está solo a la izquierda de la socialdemocracia o no… y de ahí la dificultad de proponer un proyecto coherente.
  • La falta de cultura política en nuestro país, hace que un planteamiento necesariamente elaborado y más allá de lo habitual dentro de la dinámica izquierda/derecha, no cuaje en una sociedad donde prima lo políticamente sencillo o simple, tanto en el Parlamento como en los medios de comunicación.
  • La escasa voluntad de muchos sectores de la izquierda oficial (socialdemócrata o postcomunista) para aventuras de incierto futuro, en un modelo donde enfrente hay una derecha unitaria y hostil, al mismo tiempo que se acogen de manera clara a muchos de los planteamientos verdes como propios. En el caso de la socialdemocracia y el PSOE, con un importante, aunque ahora disperso y desde la salida de Cristina Narbona no muy influyente sector verde interno.
  • El personalismo de algunos sectores verdes, que pretenden seguir siendo cabeza de ratón dentro de un movimiento irrelevante electoralmente, entre otras cosas, por un exceso de predisposición al sectarismo.

Todo esto viene al hilo, por el intento de un nuevo sector de jóvenes (no solo de edad) verdes de construir un espacio político homologable con el Partido Verde Europeo, que agrupe desde los ecosocialistas de ICV o cercanos, hasta al último de los Verdes peninsulares, ahora refugiados en asociaciones y ONG. Una compleja tarea, de la que algunos somos testigos de como y porqué fracasó en el pasado. Y eso que entonces había “primeras figuras liderando el proyecto”. O a lo mejor por eso… quien sabe..

(1) Eran los tiempos en que aún soñábamos con una Nueva Izquierda y después, con el proyecto de Red Verde, que como decía Ángel Requena “era hacer política a la intemperie”, pudo ser la tercera izquierda y se quedó solo en un intento fracasado de unir ICV y la izquierda verde confederal, con los restos del naufragio renovador de IU y la izquierda de tradición socialista y sindical. Eran otros tiempos…

Anuncios

Una respuesta to “La diáspora verde hace un nuevo intento”

Trackbacks/Pingbacks

  1. La diáspora verde hace un nuevo intento (II) » EL CUADERNO DE ÓSCAR CEREZAL - 24 de agosto de 2010

    […] comentaba hace tiempo que la “galaxia verde” andaba replanteándose la creación de un nuevo amplio […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: