JAMÓN, JAMÓN…

21 Dic

La verdad es que estamos llegando a unos límites insospechados, hasta hace pocos años, de estupidez. Una cosa es el respeto a la diversidad religiosa, el laicismo inclusivo y todo lo que uno quiera…, pero otra es que las creencias de cada uno se coloquen por encima no solo de la legislación que de manera soberana nos damos los países, sino del sentido común.

Esto viene al hilo de que en Andalucía los padres de un alumno musulmán, han denunciado a un profesor por “hablar” en clase del jamón, por considerar que esa mención ofende a sus creencias. ¡Alucinante! Y es que en este caso estamos chocando con una mezcla de integrismo religioso y de estupidez, donde los padres pretenden que la educación de sus hijos se haga a medida de sus intereses o ideas.

Porque, al margen de que yo considere que la educación reglada debe de estar separada completamente de la enseñanza de otros valores o creencias que no sean los propiamente Constitucionales, en este caso nos encontramos ya ante el ejemplo extremo de como estamos perdiendo el norte. ¿No se puede hablar de que existe un animal llamado cerdo porque confronta, según algunos, con las enseñanzas del Corán? ¿No se debe dar clases de educación sexual porque, según otros, sus contenidos chocan con la doctrina de la Iglesia Católica? ¿No hay que poner en los menús de los comedores filetes de ternera porque haya padres que quieran que sus hijos sean vegetarianos? ¿Por qué no prohibimos el estudio de la teoría de la evolución de Darwin? ¿O la de la relatividad y las matemáticas? ¿Estamos locos o qué?

Anuncios

Una respuesta to “JAMÓN, JAMÓN…”

  1. Alex 22 de diciembre de 2010 a 10:27 am #

    Estando de acuerdo contigo en casi todo lo que comentas, en otros medios de comunicación han descrito que la denuncia no ha estado motivada no por la mención al jamón o al cerdo, sino por la respuesta del profesor a la queja del alumno. Al parecer, respondió que si no estaba agusto con las enseñanzas impartidas podía irse a otro instituto o a su país, ya que allí eran mayoría los que no eran musulmanes. Si fué así, desde luego que perdió una oportunidad de enseñar valores democraticos. Todos tenemos derecho a emitir, adecuadamente, una queja así como el deber de aceptar las normas que rigen los centros de enseñanza.
    Es cierto que parte de la población musulmana muestra reparos a desprenderse de símbolos religiosos y eso puede suponer (o está suponiendo) conflictos en los centros educativos. No obstante, como en otras cosas, la noticia cíclica que salta a la palestra oculta el gran camino recorrido y la gran mayoría de alumnos/as perfectamente adaptados que podemos encontrar en nuestros coles e institutos. Encontrar en la plaza de nuestro pueblo niños y niñas de diferentes nacionalidades jugando juntos, es indicativo de la verdadera realidad. Aún faltan unos años para que que ellos crezcan y acaben de normalizarse algunas situaciones que seguramente vienen derivadas de que en nuestra infancia todavía no había arabes, sudamericanos o rumanos en nuestras clases.
    Tema complicado éste, con muchas aristas y puntos de vista. ¿Es lícito expulsar a una alumna por no querer quitarse el velo?. ¿Es prioritario el derecho a la educación o el de libertad religiosa?. ¿cual es la diferencia entre llevar un velo y colgarse un crucifijo del cuello?. Yo no tengo clara la respuestas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: