Oyendo lo que hay que oír y viendo lo que hay que ver…

28 Ene

Uno que es de natural reflexivo, es decir que le da a todo muchas vueltas y otorga una importancia elevada al pensamiento y al debate de ideas, no puede negar que esto le genera de vez en cuando, desencanto con algunas cosas. La crisis económica y algunas medidas que chocan, no lo voy a negar, con el ADN de mi trayectoria vital y personal, son de las que más me lo han generado en los últimos tiempos. Y es que, como suelo decir, en estos tiempos de incertidumbre muchas cosas se están tambaleando para mucha gente. ¿Pero sabéis lo que me suele suceder cuando, por ejemplo, discrepo o matizo alguna medida del Gobierno de España? Que al momento, suele aparecer por ejemplo un Arenas cualquier para hablar del 11 M o escucho a González Pons decir que cuando ellos gobiernen remitirán a los jueces papeles que el PSOE no remite sobre el tema, mintiendo claro está, porque el caso está juzgado y sentenciado por los tribunales. Y cuando veo en manos de quienes podemos estar, pues algunas dudas y vacilaciones se me borran. O cuando escucho a un Cayo Lara buscar malas excusar para justificar que el acuerdo con los sindicatos sobre las pensiones no es bueno, una vez que la pantalla electoral del PCE ha basado toda su iniciativa electoral no en explicar sus propuestas sino en denunciar como derechosas las de los demás sin dar alternativa alguna. O cuando miro atónito a un diputado del PP, Martínez Pujalte, en la televisión atacar al gobierno por “reducir las pensiones”, dos minutos antes de glosar las bondades de un modelo de capitalización privado de las mismas, frente al universal y solidario que tenemos. O a Mayor Oreja… o…

Y que quieren que les diga, ante semejante panorama, se me borran todas las dudas, que no las críticas o preguntas cuando sean menester, de la necesidad de reforzar un proyecto que heredando la tradición socialdemócrata y con una clara vocación reformista y aperturista, representa a la mayoría de centro izquierda en nuestro país. Y por mucho que Cayo Lara, Rajoy o quien sea, sueñen con que esta crisis que padece nuestra sociedad nos arrolle como una apisonadora, se confunden. Mas de 130 años de historia, evolución y cambios… dan para mucho. Con Zapatero de candidato o sin el, que opinión sobre el tema tenemos todos, con Rubalcaba o con quien sea, por encima de las coyunturas y de las crisis, hay un proyecto dinámico que ha perdurado muchos años a base de adaptarse a los nuevos tiempos y analizar la realidad del momento. Solo así se construye un proyecto de gobierno. Y el del PSOE lo es, en el gobierno o en la oposición. Aprendiendo también de los errores para no volver a cometerlos…

PD: Estoy muy satisfecho por el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España, las centrales sindicales y la patronal. Al que espero se sumen el máximo de fuerzas políticas y sociales. Y que sea el inicio de otros muchos acuerdos que este país necesita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: