El mundo árabe en ebullición ¿y occidente que dice?

5 Feb

Siempre es una buena noticia que se extiendan rebeliones democráticas en paises autoritarios. Lo sucedido en Tunez y ahora contagiado a Egipto, donde miles de ciudadanos reclaman en las calles un giro democrático y social, debe ser apoyado sin fisuras por lo que llamamos occidente. Así parece que está siendo, viendo las declaraciones de todos los lideres mundiales, aunque habrá que esperar unos años a ver a través de Wikileaks cuales fueron realmente las actitudes bajo cuerda que estos lideres han mantenido. Y esta incredulidad mía, surge de que estos gobiernos que ahora están cayendo han sido, sobre todo, marionetas de los que ahora les reclaman apertura. Estados Unidos, Francia, Alemania…, han sido quienes han mantenido el apoyo a estas dictaduras. Razones había varias: contener al islamismo radical, intereses geoestratégicos con respecto a Israel o simplemente los negocios.

Y ahora surgen mis preguntas de siempre sobre estos temas. ¿Qué haremos cuando en alguno de estos paises, Egipto el primero, los islamistas ganen unas elecciones libres e impongan “democráticamente” la sharia? ¿Seguiremos celebrando sus ansias de democracia o promoveremos un golpe de estado por parte de quienes han sido derrocados en las calles estos días? ¿serán democráticos estos paises solo si aceptan nuestro modelo de democracia? ¿cuando le tocará a Marruecos?

El islamismo radical, como toda injerencia extrema de la religión en la gobernabilidad de un país, es un problema serio de convivencia. Lo estamos viendo incluso, en aquellos sitios donde el islamismo se tiñe de moderantismo como en la antes laica Turquía, donde paso a paso se va imponiendo una legislación inspirada en la religión. Lo último, ha sido imponer la “ley seca” o cuestiones relacionadas con el uso del velo. Claro está que nosotros también tenemos que soportar que desde la jerarquía de la Iglesia Católica (con la colaboración “desinteresada” de la derecha política) se quiera imponer un modelo concreto de sociedad. Pero tenemos la suerte de que nuestra realidad sociopolítica y económica nos haga mirar con estupor y poco caso las chorradas que desde algunos voceros episcopales se lanzan. La última, las declaraciones del portavoz de los obispos relacionadas con el descenso de matrimonios religiosos, justificando que el matrimonio civil es algo así como menos serio que un contrato de telefonía.

Y es que, marcando las diferencias de espacio/tiempo, en todos sitios cuecen habas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: