La revolución empieza por uno mismo…

26 Jul

Que este país necesita de grandes cambios, es algo sobre lo que he escrito muchas veces.

Que esos cambios no pueden ser solo en una dirección: reducir derechos sociales a los que menos tienen y permitir que los que más poseen sigan aumentando sin límite su riqueza, también.

Que la izquierda española está desorientada y sin un discurso creíble, al mismo tiempo que la derecha ha sido “asaltada” por un fiebre neoliberal nociva para el interés general, lo he repetido otras tantas.

Que lo que representa el 15M, con todas mis críticas hacia mucha de la forma y una parte del fondo, ha puesto encima de la mesa muchas de las realidades que hay que cambiar en nuestras sociedades, es algo que he escrito y que afirmo.

Y que para que todos estos “ques” se transformen en propuestas concretas, realistas y ambiciosas, capaces de ilusionar a la gente común, a los que pagamos hipotecas, tenemos hijos que acuden a la escuela y somos usuarios de la sanidad pública, es necesario que primero hagamos un análisis individual, nos despojemos de poses innecesarias, asumamos nuestras propias contradicciones y una vez recicladas en cosas comunes y tangibles, las convirtamos en una ola que impulse algo más que el ego cotidiano y la inmadurez social. Convirtamos todas esas charlas de café, donde arreglamos el mundo mientras mentamos a la madre del funcionario hacienda que nos ha pillado sin declarar el IVA, en un esfuerzo colectivo real. Cambiemos el puedo, por el podemos. Y empecemos por nosotros mismos.

Por eso, aunque soy muy, pero que muy, escéptico con Rubalcaba como candidato que pueda representar el cambio necesario que reclama hoy en día un programa de progreso, por más que le considere un fuera de serie con una capacidad política sin límites y es probable que el único candidato posible en todo el centroizquierda, me ha gustado una frase que ha dicho reiteradamente:

“seamos muy severos con nuestros comportamientos públicos y privados, porque si uno no vive como piensa… acaba pensando como vive”.

Pues esta reflexión que creo que es acertadísima, no solo debe de aplicar a los cargos públicos o a los políticos o a los afiliados a tal o cual partido, sino que debería ser aplicada por todos y cada uno de los ciudadanos de este país, de todos los países en general, pero especialmente el nuestro donde creo existe mucha hipocresía teñida de ciudadanía cabreada. Todos y cada uno de los españoles deberíamos mirarnos ante el espejo y comprobar si eso que decimos alegremente en cuanto formamos corrillo con dos amigos se corresponde a lo que aplicamos a nuestras vidas.

Creo, que la primera revolución que debemos poner en marcha es la de ser sinceros con nosotros mismos.

Y que quieren que les diga, últimamente veo mucha pose y poco poso.

Anuncios

5 comentarios to “La revolución empieza por uno mismo…”

  1. Unai 27 de julio de 2011 a 10:59 am #

    Hola Oscar,

    Aunque no tiene mucho que ver con tu último post, te propongo una revolución.

    Entiendo que esta revolución esta en vuestra mente desde hace mucho tiempo. Parece mentira pero estas cosas te pasan cuando te tienen que pasar y por desgracia nunca antes.

    El otro dia vino un familiar a verme, mejor dicho y mi hija recien nacida, y me dijo. No me gusta tu pueblo. Y le pregunte, porque?. Su respuesta me dejo confuso. Aqui no se puede ser minusvalido.

    Pues tenia razón, porque no se puede ir en una silla de ruedas, ni se puede tener un bebe… Las aceras de este pueblo dejan mucho, muchisimo que desear. Y es que hasta que no necesitas aceras anchas, por lo menos para que pase un carrito de bebe, no te das cuenta de las cosas.

    Por favor, pido una revolución (aunque suene a broma), por favor, aceras más anchas para que las madres y padres puedan pasear tranquilamente los carritos de sus bebes, para que la gente que tenga que usar una silla de ruedas tenga mayores facilidades.

    Espero que más gente que lea este blog tuyo, se sume a mi petición y te haga comentarios sobre esta necesidad.

    Muchas gracias.

    Saludos,

  2. Kresala 28 de julio de 2011 a 6:16 am #

    Hola Oscar,
    me acaba usted de leer la mente, porque precisamente, su última frase describe sin ambigüedades lo que me transmiten sus posiciones, opiniones y acciones desde la alcaldía. Mucha pose y poco poso.

    Mucho protestar de cosas vagas, mucho criticar sin decir nada concreto en cosas en las que uno no puede meter mano y mucho descalificar, poco proponer y pocos intentos de hacer más autocrítica.

    Y lo digo, entre otras cosas, porque venir a citar a Rubalcaba para darnos lecciones de cómo debe una sociedad dirigir los cambios es, cuando menos, poco afortunado. Refleja el tipo de contradicción en el que usted mismo está inmerso, perteneciendo a un partido en el que las decisiones de izquierda brillan por su ausencia y el cambio “revolucionario” vendrá de la mano de una persona que lleva vinculada al gobierno desde 1982 (que me pregunto yo si en todos estos años no ha tenido tiempo de cambiar alguna cosa).Aprobeche usted mismo esta oportunidad y haga caso de los dirigentes de su partido, haga examen de conciencia.

    Me temo que la gente que sale a la calle necesita un cambio de verdad, porque al contrario que usted, parece que no son personas normales, no tienen acceso a una vivienda digna (a lo mejor no pagan sus hipotecas porque están en el paro), ni tienen acceso a una sanidad de calidad (no sé si ha notado como suben las listas de espera) y porque muchos ni siquiera se plantean tener hijos dada su precaria situación laboral.

    Así que, si nos va usted a dar lecciones sobre “ques” y “comos” desde su despacho y con su cómodo sueldo proponga algo o déjenos en paz.

  3. javi 29 de julio de 2011 a 5:54 am #

    Óscar, estoy absolutamente de acuerdo con Unay. Las razones presupuestarias no pueden explicar el deterioro y el abandono que tiene nuestro pueblo a nivel urbanístico. Aquí hay alguien que no está haciendo su trabajo y obviamente no te hago a ti responsable porque no creo que tus funciones de alcalde incluyan albañilería y jardinería. Pero no es de recibo el estado de semirruina que tienen nuestras aceras, faltando muchísimas losetas. No es aceptable desde una exigencia ciudadana media que la piscina municipal no se haya desbrozado y esté rodeada de arbustos y los niños se puedan pinchar por la falta de una mínima diligencia en el mantenimiento. Es inasumible la suciedad en los entornos de los contenedores de basura (¿para cuando se van a soterrar?) por todo el pueblo. Sé que somos un país eminentemente guarro pero no puede ser que los cristales rotos, los papeles y bolsas den vueltas durante semanas sin que nadie lo limpie. No es lógico que no se repinten las señales de las calzadas que llevan años semiborradas. No se puede consentir que las minúsculas aceras casi nunca se reparen lo que complica el ya heroico tránsito por las mismas. Estas son cosas muy evidentes para cualquier visitante y habitante del pueblo. El mantenimiento del municipio a ese nivel es muy deficiente, o no se están cuidando o se están cuidando poco y mal. Si somos un pueblo turístico y no se cuida a nivel básico este tipo de cosas pues nos vendrán mal dadas en breve. La sensación de cierto abandono, incluso miseria, es creciente. Y creo que nada de eso es achacable a la falta de fondos porque hay personal municipal, hay palas y picos, habrá cierta maquinaria en condiciones de ser usada y habrá algo de cemento en algún almacén preparado para usarse. Esto me gustaría que o lo traslades al concejal competente o al responsable de personal que pueda hacer algo porque, creo, son medidas vistosas, no excesivamente onerosas y, sobre todo, necesarias.

  4. Preocupado por Manza 3 de agosto de 2011 a 3:45 pm #

    Totalmente de acuerdo con Unai y Javi. Hace poco meses nos compramos una casa en Manzanares, específicamente en Peña El Gato. A pesar de vivir en Madrid no conocíamos el pueblo ni sus maravillosos paisajes. Fue esto último lo que nos inspiró dar este paso tan importante y he de reconocer que estamos muy contentos de vivir en un espacio rodeado de una naturaleza excepcional tan cerca de Madrid. Lamentablemente no podemos decir lo mismo del pueblo. Son muchas las cosas, pequeñas cosas, como las enumeradas por Javi que se podrían hacer para darle un aspecto agradable y urbanísticamente mejor desarrollado. Una mano de cariño y cuidados mínimos de mantenimiento para hacer del pueblo un espacio funcional, de una estética que invite a pasear por sus pocas calles, a compartir un café, una comida o una copa, a sentirse parte de una comunidad que se sentiría mas motivada a implicarse en la conservación del pueblo, a invertir en el, diversificando y mejorando su actividad comercial, etc. No es solo con la idea de darle la bienvenida al turista, que nunca esta demás y que es una parte fundamental de la actividad económica y vitalidad del pueblo, sino principalmente para beneficio de sus propios habitantes. Estoy de también de acuerdo en que muchas de estas “pequeñas cosas” no tienen porque ser costosas; por el contrario, se podrían convertir en un catalizador de inversiones y participación ciudadana en el futuro. A través de la pequeñas cosas, sobre todo si son alcanzables, también se empieza una revolución. Quizás menos romántica o global pero de gran impacto en lo local y en la calidad de vida de sus habitantes. Estamos para apoyarle. Mucha suerte en su gestión y un cordial saludo.

  5. Luis 7 de agosto de 2011 a 5:17 pm #

    100 % de acuerdo con Javi y con Unai. Nada que añadir. Quizás una sugerencia: habilitar un espacio en la web municipal en el que se puedan indicar sitios que necesitan ser reparados con urgencia (no hay día en el que no atranque el carrito del bebé en una loseta de la calle Fábrica desde hace dos años 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: