La Francia de Sarkozy también gira…

27 Sep

El resultado de las elecciones (indirectas) por las que se conforma el nuevo Senado francés, no puede ser más preocupante para el proyecto de la mayoría presidencial del centro derecha galo. No sólo por las repercusiones que puede traer en cuanto a imposibilidad de tramitar con la celeridad que Sarkozy quería algunas leyes, sino porque es el reflejo de que la crisis también se puede cebar en el presidente francés favoreciendo la derrota electoral en las próximas presidenciales en favor de una izquierda que ha sabido a última hora reflotar discursos novedosos y aplicar procesos democratizadores que han alentado la participación y movilización del voto progresista.

Ciertamente Sarkozy es un animal político extraño. A su llegada al poder impulsó lo que denominó “la apertura”, es decir la integración de diferentes personalidades y colectivos ajenos a la UMP procedentes del centro y centro izquierda. Luego, las presiones de los “clásicos” de la derecha, le han hecho dar pasos en falso y dudar de este proceso novedoso y muy interesante, logrando un efecto indeseado: retroceso en las encuestas y formulación de la posibilidad de un tercer polo centrista en el país que agrupa a los radicales, moderados y centroizquierdistas y que amenaza con dejarle fuera de la segunda ronda electoral de la presidenciales, en beneficio no del centro sino de la emergente Marinne Le Pen, que con un discurso rompedor de defensa de la identidad social de la República, está recogiendo bastantes votos del descontento.

Desde las filas del centro derecha se está viendo la necesidad de abrir, al estilo de los socialistas franceses, un proceso de primarias abiertas (en las primarias del PS puede votar todo francés que se inscriba previo pago de 10€ y los candidatos no tienen porque ser militantes socialistas, es más, de los cinco candidatos existentes en la actualidad hay uno que pertenece al Partido Radical de Izquierdas), no para que Sarkozy las pierda, ya que es el mejor candidato que tienen ahora mismo, sino para reactivar a su electorado e ilusionar a la sociedad, en un momento donde no sólo emergen los Socialistas con fuerza sino que existen otras alternativas en el centroizquierda que están recuperando el pulso, especialmente los Verdes y su proyecto de cooperativa política que han reventado la forma clásica de hacer política en Francia y obligado a todos, a izquierdas y derechas, a moverse en dirección a la profundización de los valores cívicos de la República.

Ya saben ustedes, porque nunca lo he ocultado, que soy un afrancesado nato y un defensor de un modelo para España muy parecido al francés. Y no vean la envidia que me siguen dando los vecinos del norte con todas estas cosas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: