40 siglos de historia me contemplan…

29 Sep

Hay veces en la vida en que las cosas se empiezan a poner cuesta arriba en la cabeza de uno. No algo en particular, que sería fácil sortearlo, sino todo en general. Debe ser que cuando uno cumple unos años, empieza a cuestionarse demasiadas cosas, valorar si se ha hecho bien o no. No quiero hacer de esta entrada un ejercicio de autoayuda, más bien quiero reflexionar sobre mi cada vez más doloroso convencimiento de que en la vida hay que acabar haciendo lo que uno cree o siente que es lo mejor para uno mismo y para la gente que le importa, no en lo que los demás consideran lo mejor para uno. Que suena parecido pero nada que ver, oigan.

Por no hablar de otros, pongo un ejemplo empezando por mi mismo: he pasado la mitad de mi vida haciendo casi siempre lo que me decían… y la otra haciendo lo que yo creía que tenía que hacer, pero que realmente se parecía mucho a lo que los demás esperaban que hiciera. Mira que es complicada la vida de adulto, como siempre digo yo…

Y que conste que no reniego de lo que he hecho, de ninguna de las maneras, aunque sea fácil ahora mirar hacia atrás, con ira o sin ira, y sentar cátedra de lo que pudo ser y no fue. Pero siempre hay tiempo para dar ciertos pasos, que en otros momentos no se supo o no se pudo dar, aunque esos pasos puedan resultar finalmente piruetas sin red.

Pues eso, que ahora, aquí de forma solemne les informo que este curso me voy a complicar la vida un poco más de sobremanera, sacándome horas de sueño para hacer algo que desde pequeñito he querido hacer y para lo que siempre he encontrado una excusa que lo posponía una y otra vez, como otras tantas cosas, para el año que viene. Este año me matriculo en la Universidad para poder estudiar Historia, que es algo que me apasiona y una espina que tengo clavada en la zona alta de la lista de espinas que todos tenemos.

No se de donde sacaré el tiempo, pero lo haré. Y es que hay momentos donde uno tiene que hacer lo que le motiva, le inspira o le ilusiona. Y yo estoy en ese momento. En el de hacer, además de lo que debo, que nunca se puede evitar, lo que quiero…

Como dijo mi admirado Napoleón desde las Piramides de Egipto: cuarenta siglos de historia os contemplan!!!! Ahora a mi también!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: