Archive | Semblantes RSS feed for this section

Europa, euro, política, desglobalización…

26 Oct

Hoy habrá que esperar con atención los resultados de la cumbre sobre el euro que los dirigentes de todos los países de la Unión Europea van a celebrar en Bruselas. El rescate de Grecia, el fondo de estabilidad y la capitalización de la banca, son objetivos  que han sido marcados como esenciales de la cumbre de la eurozona. Y todo, con las broncas entre los diferentes países sobre como pasar este largo trago: si con las medidas fáciles de exigir recorte del gasto público (que es lo que plantea la mayoría) o con otras medidas de reforzamiento de la política económica común (que tampoco es que se oiga mucho por allí…).

Como bien dice Pablo Sebastián en La República de las Ideas:

“De la necesidad del euro habrá que hacer virtud política a favor de la Unión Monetaria y de la Unión Federal Europea. Un ideal este último aún lejano paro cada vez más necesario en el mundo global de grandes potencias y de grandes países emergentes con los que las naciones de la UE, ni siquiera la poderosa Alemania, pueden competir en solitario.”

Pues ante esta realidad inevitable, solo nos quedan dos caminos: o reforzar esta salida política europea de la crisis o abandonar el Euro y volver a aplicar políticas nacionales como podamos. Quedarnos en terreno intermedio, sometidos a la voluntad de los mercados y/o de los intereses exclusivos de Alemania, nos abona un terreno de falta de perspectivas y desempleo para muchos años. Yo defiendo una línea de recuperación de la soberanía política y económica en el marco de la Unión Europea, en la línea sobre la que ha reflexionado el político francés Arnaud de Montebourg en su libro “Votad por la desglobalización”, que manifiesta que:

“a la inmensa mayoría, la globalización no nos ha aportado más que la desindustrialización, la precariedad, el empobrecimiento, la agudización de las desigualdades, la destrucción de los servicios públicos, el aumento de la deuda, las deslocalizaciones…”.

Me parece muy interesante esta idea de recuperar el proteccionismo a nivel europeo, no como un proteccionismo desde el miedo al otro, sino un proteccionismo cooperativo en defensa del interés general.

Les invito a que lo lean y opinen…

Adios a Federico Sánchez

8 Jun

A los 87 años, Jorge Semprún, Federico Sánchez en sus años de clandestinidad, ha fallecido en su domicilio parisino. Semprún es en mi opinión, uno de los últimos referentes de una intelectualidad comprometida con el cambio social y que ha narrado además como pocos, en primera persona, lo mejor y peor de la historia de España y de Europa de la segunda mitad del sigloXX. Militante del PCE, enfrentado y expulsado del mismo por su oposición al conservadurismo y sectarismo de la dirección en el exilio, también llegó a ser ministro de cultura en los gobiernos de Felipe González.

Se ha ido, tras un larga e intensa vida, un superviviente del horror nazi que tras esa experiencia se convirtió en un hombre valiente, libre y coherente, sobre todo coherente.

Para su recuerdo nos quedan sus libros, artículos y su ejemplo. Que no es poco…

CON GRAMSCI, A LA DERIVA…

6 Dic

Como bien dice Joaquín Estefanía en El País, se lee poco a Antonio Gramsci. En general es que se lee poco. Quien sabe si a lo mejor, con la reedición de sus “Cuadernos de la cárcel”, vuelve a ponerse de actualidad un pensador que revolucionó el marxismo, sacándolo de la ortodoxia soviética de los años 30 y 40, y que en nuestro país, fue conocido gracias a otro gran pensador, el intelectual marxista e introductor de la Ecología Política en nuestro país, Manuel Sacristán. Yo mismo, he recuperado de la estantería y quitado el polvo, a la compilación comentada por el propio Sacristán de los textos de Gramsci, para ver si ahí se encuentran algunas inspiraciones para la necesaria renovación y redefinición de la izquierda en estos tiempos de incertidumbre y quien sabe si de intemperie.

La izquierda en particular y el campo progresista en general (que sin duda sobrepasa los límites clásicos de la izquierda), corre el riesgo en esta crisis económica, pero sin duda alguna fundamentalmente de valores, de o desaparecer bajo oleadas de economicismo ultraliberal o caer en el error de buscar no ya inspiraciones en los clásicos, sino creer que la aplicación dogmática de los mismos es la solución a nuestros problemas.

Recuerdo una escena en la película de Ettore Scola, Mario María Mario, donde en un debate en una célula del PCI, el partido fundado por Gramsci, en pleno debate sobre la oportuna o no desaparición del mismo tras la caída del Muro de Berlín, un partidario de la disolución se lamenta de como los que partidarios de la ortodoxia comunista, que ejercen el papel de víctimas ofendidas, están mucho más cómodos porque tienen donde agarrarse, los símbolos y los viejos ideales, pero que ellos, los que defienden la renovación y el giro, están como un tronco a la deriva, sin saber donde van a llegar.

Esta reflexión sirve sin duda para los que estamos deseosos de iniciar nuevos caminos, porque creemos que en estos momentos no nos sirven las viejas recetas. La izquierda está en estos momentos a la deriva. Y no me refiero a la electoral, que siendo importante no es lo fundamental, sino a la deriva intelectual de no lograr dar respuestas a los problemas de hoy sobre las que construir un nuevo futuro. Gramsci lo hizo en los años 30 y 40. La izquierda tiene que reflexionar y rápido, sobre que sociedad queremos y como la vamos a hacer realidad.

Simplemente un vecino

6 Nov

Ayer tuve que pasar el mal trago de conocer la noticia del fallecimiento de un vecino, Manuel, al que tenía y tengo en gran estima. Un vecino de los que cuando te planteaba un queja, reclamación o sugerencia, lo hacía con todo el respeto, el sentido común y el afán de ayudar que tienen las buenas personas. Y Manuel lo era. Una buena persona, que colaboraba con los chavales en el Baloncesto, mediaba conmigo entre sus vecinos ante un conflicto y además era un sindicalista de esos que no se venden y se parten la cara por sus compañeros. El corazón, debe ser de tenerlo tan grande y utilizado, decidió que se paraba y Manuel, ha dejado no solo a su mujer y sus hijos, sino a otros muchos con un recuerdo grato y la sensación de que se ha ido pronto. Demasiado pronto.

Hoy podría escribir de la vista del Papa y de un sinfín de cosas más, pero no me sale más que este recuerdo a Manuel, un vecino de este pueblo.

MARCELINO CAMACHO: UN EJEMPLO DE DIGNIDAD

29 Oct

Esta mañana he tenido la oportunidad de hacer un hueco en la agenda y poder acercarme a la Capilla ardiente de Marcelino Camacho. Y lo he hecho por varias razones. La primera porque soy afiliado a CC.OO. desde que inicié mi vida laboral. La segunda, porque Marcelino ha representado y representará siempre, un ejemplo a seguir con valores como la dignidad, la solidaridad y el compromiso. Y la tercera, porque creo que estamos en deuda con personas como él (y Josefina a la que he dado un gran abrazo), aquellos que hemos crecido disfrutando de un periodo largo de libertad y bienestar social, que no se puede entender si no es gracias a la lucha de aquellas mujeres y hombres que desde la Comisiones Obreras principalmente, pero no exclusivamente, levantaron desde finales de los años 50 y se intensificaron en una transición a la democracia, donde la responsabilidad especialmente de CC.OO. y el PCE ayudaron y mucho a llegar a buen puerto, la bandera de la lucha por los derechos de los trabajadores, la libertad y la reconciliación nacional.

Con Marcelino, tuve la ocasión de tener algunos encuentros y también desencuentros. Él, representaba una concepción diferente del movimiento obrero, a la que algunos entre los que me incluyo apostamos por dar carpetazo e iniciar una profunda renovación, que alejara aquellas Comisiones Obreras de la tutela de un PCE que no supo cerrar con dignidad su historia. Pero precisamente, aunque no se compartiera su modelo, lo que nadie le puede negar es la coherencia con que vivió toda su vida. La humildad con que dedicó la misma a luchar por un mundo mas justo. Y eso es algo, que en estos momentos de indefinición y naufragio, merece la pena no olvidar.

Marcelino, con sus aciertos y sus errores, con su ejemplo y su vida, con su Josefina siempre al lado, forma ya parte de lo mejor de nuestra historia. ¡Hasta siempre compañero!

¿Adiós a Saramago? No. Hasta siempre…

19 Jun

Poco se puede decir cuando se marcha un referente intelectual, ético, social… Algo similar me pasó con la muerte de Delibes, hace pocos meses. Simplemente se le puede decir, no adiós, sino hasta siempre. Os dejo un enlace al maravilloso especial que El País ha dedicado al escritor ibérico, portugués, canario, comunista e internacionalista.

100% Delibes

13 Mar

La verdad es que cuando uno lee los especiales que todos los medios han dedicado a uno de los grandes de la literatura española de todos los tiempos, mas tiene la sensación de que hemos perdido algo muy importante. Delibes, era uno de los escritores que más me han impactado. Desde que leí El camino o Las ratas en el bachillerato, hasta que profundice en ese retrato de nuestra sórdida historia como país, titulado Los Santos Inocentes o el magnífico relato de la confrontación entre la cultura rural y “los listos de ciudad” del El disputado voto del Sr. Cayo, siempre consideré a Miguel Delibes como uno de mis autores de referencia.

Pero Delibes era algo más que un gran escritor. Fue con toda la naturalidad del mundo un impulsor del ecologismo y la defensa del medio ambiente cuando eso nos sonaba a chino; mantuvo el orgullo de ser castellano que muchos han perdido y que aquí en Madrid, tierra de Castilla antes que Comunidad cosmopolita con siete estrellas y aspiraciones olímpicas, deberíamos recuperar; se prodigó en el humanismo y un realismo social, de hondas raíces cristianas herederas del Concilio Vaticano II…, en definitiva, Miguel Delibes fue tantas cosas y siempre tan positivas para la sociedad que tuvo la suerte de contar con el, como uno de sus ciudadanos, que siempre, siempre, estará entre nosotros. Con sus personajes, sus historias, sus ideas, sus compromisos…

Contra el totalitarismo

10 Ene

Este es el sentido que he encontrado en todos los textos que en estos días, glosan la figura de Albert Camus, en el 50 aniversario de su muerte: la lucha contra el totalitarismo. La lectura de los libros de Camus están plagados de este pensamiento. Lo mismo que sus artículos, sobre todo en Combat y Le Figaro. Y es que Camus, se opuso al totalitarismo en el periodo de enteguerras, abandonando la filiación comunista cuando tuvo conocimiento de los procesos de Moscú y la realidad soviética; combatió el colaboracionismo de la derecha francesa durante la ocupación nazi y se enfrentó a la izquierda ciega y reaccionaria que colaboraba con el totalitarismo stalisnista o con el régimen de Pol pot, la revolución “cultural” china…

Podemos decir que Camus fue un precursor de una izquierda abierta, sin complejos y sin temores a expresar sus dudas, sus disidencias, aunque esto le supusiera ser estigmatizado y apaleado por la izquierda totalitaria, que reclama para si la verdad absoluta de la historia. En su caso, la campaña a sangre y fuego generada contra el, por los Sartre y compañía.

Para los que creemos que la lucha contra el totalitarismo de todo tipo sigue siendo necesaria, es un buen momento aprovechar su ejemplo este año Camus, para reclamar que como el pensaba aún hoy, “la justicia sin libertad es dictadura, y la libertad sin justicia es la ley del más fuerte”.

Victor Jara: trovador de la libertad

5 Dic

Hoy se entierra, por segunda vez, el cuerpo de Victor Jara. 36 años después de ser asesinado por la dictadura militar de Pinochet, Chile vuelve a rendirle un homenaje a quien simboliza el recuerdo, la memoria histórica del pueblo chileno. Claro está, que los verdugos y los que de manera vergonzante intentan ocultar que son los herederos de los verdugos, claman contra este nuevo entierro en nombre de la reconciliación… ¿de que me suena a mi esto? Dentro de pocos días, Chile tiene de nuevo la oportunidad de homenajear a Jara y al resto de los miles de desaparecidos, impidiendo que los herederos del pinochetismo lleguen al poder, revalidando el gobierno de la Concertación entre socialistas, radicales y democristianos.

Victor Jara, representa la dignidad de un pueblo, el latinoamericano, que soñó y sigue soñando con la libertad y la justicia. ¡Te recordamos Victor!

Acerca de don Santiago Carrillo

28 Oct

A don Santiago Carrillo, debo reconocer que le tengo un cierto cariño. El viejo dirigente comunista, de cuyo hijo tengo el gusto de ser amigo, fue siempre el político favorito de mi madre, al que votó siempre que tuvo ocasión. A él, le debemos, procediendo de la frentista y sombría generación de la guerra, su afán en favor de la reconciliación nacional, su labor impagable en la transición y su aportación a una de la experiencias políticas, lamentablemente fracasadas, mas interesantes del último cuarto de siglo pasado: el eurocomunismo, es decir la defensa del socialismo en libertad, desmarcándose de lo que sucedía al otro lado del telón de acero en pleno ocaso de la guerra fría. Aunque, muchas veces pueda no compartir algunos de sus análisis actuales, sobre todo en lo referido a política territorial, don Santiago sigue representando una de las mentes más lucidas de la política española y junto a su amigo, el democristiano liberal Herrero de Miñón, un duo impagable que esperemos duren muchos años en las tertulias radiofónicas de la SER.

PD: Esta nota se la dedico a mi ex jefe sindical Román García, carrillista de los viejos tiempos, integrado ahora claro está, en la Casa común, que reclama que de vez en cuando escriba algo en este blog con lo que pueda estar de acuerdo, dado que el cada vez parece ser mas rojo y yo…, yo pues eso…

Cuéntame…

16 Oct

Anoche, viendo el capítulo de la serie Cuéntame, me surgieron recuerdos interesantes. No tengo ninguno de las elecciones del 77 (era muy peque), ni de la frustración de los comunistas ante el sorpasso del PSOE, ni de nada de lo que allí sucedió. Si tengo claros recuerdos de las elecciones del 82, del cartel de Felipe colgado en el salón de casa, de la tensión ilusionante ante el cambio y de la salida de González y Guerra a la ventana del Palace simbolizando la victoria de la izquierda. Como también recuerdo el 23 F, a mi madre llorando pensando en que iba a pasar, a mi padre en el sindicato hasta altas horas de la noche etc… Y si recuerdo a Suárez. Suárez es de esos personajes, con los que yo he vivido una historia de amor y desencuentro. Aunque durante muchos años, sus posiciones políticas se encontraran alejadas de los postulados que yo defendía, siempre tuve una simpatía hacia él y hacia el CDS que dirigía (la UCD me pilló en parvulitos…). Simpatía, que como pasaba algunos gustos musicales, uno debía mantener mas o menos en secreto, por eso de mantener la pose. Y el izquierdismo juvenil, bueno supongo que cualquier actitud juvenil en general, tiene mucho de pose. Cuando uno explora más en el personaje, ve claramente las luces y sombras del momento que vivió, pero ya curado de necesidad de pose alguna, debo reconocer que siento gran admiración por Adolfo Suárez y por su labor como uno de los arietes que rompió desde dentro la estructura del franquismo y dio pasos valientes en pos del pluralismo democrático y la libertad. El CDS, partido que lamentablemente desapareció de forma patética, sucumbiendo ante el bipartidismo y el afán de poder de algunos de sus dirigentes y al que, lo confieso, estuve tentado de acercarme mas allá de mi simpatía y amistad con algunos dirigentes de su época post-suarista, en alguna de mis fases de desencanto y/o desencuentro con cierta izquierda, representó algo muy necesario para la política española. Creo que representaba, digamos, uno de los modelos más modernos y europeos de los 80, que trajo tímidamente a España aires del radicalismo italiano de Panella y de otras corrientes políticas ajenas a nuestro tradicional modelo bicolor. Ahora, el Duque no se acuerda de nada. Pero es justo que el conjunto de los demócratas si nos acordemos de él.

Miret Magdalena se nos ha ido

13 Oct

Enrique Miret Magdalena, falleció ayer. Tuve la ocasión de charlar con el unas cuantas veces y la verdad, es que hemos perdido a un intelectual, a un teólogo progresista, abierto y tolerante, de los que tanta falta hacen en estos tiempos de afan preconciliar. Descanse en paz.

Ruiz Gimenez: un democristiano ejemplar

28 Ago

Hoy hemos conocido la noticia del fallecimiento de Joaquín Ruiz Gimenez, una de las figuras mas emblemáticas y no demasiado reconocida de la política española de la segunda mitad del siglo XX. Junto a Dionisio Ridruejo, lideró a ese sector de españoles que provenientes del bando vencedor de la Guerra Civil optó por convertirse en oposición al franquismo y hacerlo además desde el reformismo social. En el caso de Ruiz Gimenez, fundador de Cuadernos para el Diálogo y maestro de grandes figuras como Peces Barba, Elias Díaz y tantos otros, podemos decir que fué la figura mas emblemática de las frustada esperanza de construir en España una democracia cristiana, no excesivamente confesional y socialmente avanzada, a través primero de Izquierda Democrática y luego de la Federación Demócrata Cristiana, de donde salieron grandes cuadros en dirección al PSOE y a la UCD.

Yo tuve la ocasión de escucharle en persona tres veces, todas ellas relacionadas con conferencias referidas a los derechos humanos. En dos de ellas, tuve la oportunidad a través de un amigo, coordinador o algo así entonces de una asociación de cristianos progresistas, de intercambiar algunas palabras con el. Debo decir que me dejó una honda impresión de bondad, sobre todo cuando hablaba del compromiso con la defensa de la dignidad humana.

Su ejemplo, su trayectoria y su pensamiento, es algo que hoy no nos vendría nada mal, mas allá de loas a su figura, estudiar un poco mas en profundidad con el objetivo de intentar trasladarlo a nuestra realidad. Aumentar el compromiso social y la busqueda de consensos, sería algo con lo que ganariamos todos mucho

Dionisio Ridruejo

14 Ago

El otro día conseguí un libro que hacía tiempo que tenía ganas de releer, puesto que solo lo puede ver en la biblioteca del cuartel durante el servicio militar. El libro en cuestión, es Casi unas memorias de Dionisio Ridruejo*, donde el mismo hace un repaso a su vida y especialmente hace un detallado recorrido por su paso desde el “falangismo de izquierdas” disidente del franquismo y firme partidario de la revolución nacional sindicalista, hasta la oposición democrática desde una socialdemocracia de tintes cristianos con muchas referencias joseantonianas, sin esconder o renunciar a su pasado.

Dionisio Ridruejo es, además de un gran escritor, una de las biografías mas interesantes de la segunda mitad del siglo pasado en nuestro país. Su vida, sus vivencias como uno de los agitadores universitarios del año 56 contra la dictadura o su singladura como fundador de grupos socialdemócratas en los 60 (USDE, por ejemplo) que acabaron, ya desaparecido él, siendo integrantes ya sea de la UCD, incluso algun ex militante suyo en AP y otros muchos desembarcando en el PSOE tras el 82, merecen la pena ser recordadas.

Su visión de España, plural y solidaria, pero al mismo tiempo firmemente unitaria, no está de más en estos convulsos tiempos de segregacionismo economicista.

No engaño a nadie si digo, que admiro a este señor.

* Recuerdo a todo el mundo, que las referencias a Wikipedia hay que ponerlas en “cuarentena” puesto no siempre sus contenidos son rigurosos.