Tag Archives: democracia cristiana

JAIME MAYOR OREJA, ESE HOMBRE.

12 Ene

Yo era de los que en su día, a mediados de los 90, cometieron el error de pensar que Mayor Oreja (Jaime) era una persona sensata dentro del PP. A lo mejor era por  su paso por la UCD primero y por el PDP después o por su adscripción democristiana (familia política que tiene para mí un gran interés como elemento de estudio, para lo que recomiendo inicialmente el libro La Democracia Cristiana. 1936 – 1977, de Ediciones Encuentro, con prólogo de Javier Tusell, que trata de las diferentes corrientes existentes durante el franquismo desde el apoyo al régimen a la oposición), lejana del conservadurismo habitual de tintes “tatcherianos” habituales en la derecha española. Pero me equivoqué. Con el tiempo se vió que Mayor Oreja no tenía nada que ver con esas grandes personas que desde la Democracia Cristiana tanto trabajaron para el progreso y la democracia en nuestro país desde mediados de los 60: Ruiz Giménez, Gil Robles y tantos hombres que procediendo de la derecha republicana (CEDA) o del nacional-catolicismo se aproximaron a la oposición y compartieron lucha e incluso carcel con los demócratas (junto a mi admirado Dionisio Ridruejo por ejemplo) a partir del “contubernio de Munich”. Pero nada que ver. Mayor Oreja representa sin duda a la derecha que orgullosa se emocionaba al ver pasar bajo palio al dictador en las Iglesias. A la derecha a la que el cadernal Tarancón les parecía un rojo peligroso. ¿O es que a lo mejor con los años Mayor Oreja ha adoptado un papel de “facha plácido”, agorero de las peores desgracias y al que no se le conoce una opinión sobre un tema que no sea ETA y el nacionalismo vasco? No lo tengo claro. No se realmente si es que ha decidido que para seguir siendo alguien tiene que darnos todos las semanas titulares donde defiende tesis inconcebibles, sin rigor y base alguna. Y le da igual que el gobierno con Rubalcaba a la cabeza desde el Ministerio del Interior no deje de detener terroristas. Existe un pacto con ETA. Da igual que Zapatero diga por activa y por pasiva que la necesaria y obligada intentona del diálogo con ETA de la anterior tregua ha pasado a la historia. Zapatero comparte con ETA un proyecto. Y da lo mismo que el PP haya recuperado la sensatez en al menos este tema y apoye al gobierno en la lucha antiterrosista. El gobierno miente y Rajoy es debil.

La reacción de Mayor Oreja ante el comunicado de ETA, pero no solo ante esto, sino ante todo lo relacionado con la lucha antiterrorista durante años, es totalmente inaceptable, porque no solo jalea a la ultraderecha social y mediática deseosa de  contar con “argumentos” contra la conspiración masónica-separatista del PSOE, PNV y CiU, sino que desprestigia la imagen de España en Europa, donde hasta sus correligionarios europeos le esquivan. Pero no le voy a pedir a Rajoy que se levante de la tumbona, apague el puro y haga algo. ¡Para qué perder el tiempo!

Anuncios

Ruiz Gimenez: un democristiano ejemplar

28 Ago

Hoy hemos conocido la noticia del fallecimiento de Joaquín Ruiz Gimenez, una de las figuras mas emblemáticas y no demasiado reconocida de la política española de la segunda mitad del siglo XX. Junto a Dionisio Ridruejo, lideró a ese sector de españoles que provenientes del bando vencedor de la Guerra Civil optó por convertirse en oposición al franquismo y hacerlo además desde el reformismo social. En el caso de Ruiz Gimenez, fundador de Cuadernos para el Diálogo y maestro de grandes figuras como Peces Barba, Elias Díaz y tantos otros, podemos decir que fué la figura mas emblemática de las frustada esperanza de construir en España una democracia cristiana, no excesivamente confesional y socialmente avanzada, a través primero de Izquierda Democrática y luego de la Federación Demócrata Cristiana, de donde salieron grandes cuadros en dirección al PSOE y a la UCD.

Yo tuve la ocasión de escucharle en persona tres veces, todas ellas relacionadas con conferencias referidas a los derechos humanos. En dos de ellas, tuve la oportunidad a través de un amigo, coordinador o algo así entonces de una asociación de cristianos progresistas, de intercambiar algunas palabras con el. Debo decir que me dejó una honda impresión de bondad, sobre todo cuando hablaba del compromiso con la defensa de la dignidad humana.

Su ejemplo, su trayectoria y su pensamiento, es algo que hoy no nos vendría nada mal, mas allá de loas a su figura, estudiar un poco mas en profundidad con el objetivo de intentar trasladarlo a nuestra realidad. Aumentar el compromiso social y la busqueda de consensos, sería algo con lo que ganariamos todos mucho

Necesario regreso a Keynes

1 Feb

Los resultados de la hecatombe del capitalismo neoliberal, que solo no ven quienes han hecho o pretenden seguir haciendo caja, hacen que muchos, incluidos numerosos dirigentes políticos del mundo que hace pocos meses ni se atrevían a plantearse algo parecido, reclamemos un nuevo keynesianismo que dirija las políticas socioeconómicas hacia un nuevo consenso en torno a una economía social de mercado, que anteponga los intereses generales de la población a los beneficios de las grandes corporaciones. En este consenso que algunos reclamamos desde posiciones de corte sociademócrata, perfectamente pueden entrar como hicieron hace 70 años, los representantes de la democracia cristiana no contamida por el neoliberalismo (si es que existe). Merkel, democristiana, o Sarkozy, neogaullista, ya están buscando esa nueva vía. En España, mientras tanto, los que dicen ser herederos de la democracia cristiana (y de los liberales, conservadores  y de todo el que pasara por allí…), parece que no se reconocen en las teorias económicas de la Doctrina Social de la Iglesia, sino solo en la doctrina sobre materia sexual de l0s pasquines de la Conferencia Episcopal y en las recetas de la escuela de Chicago que receta la FAES. Y es que hace mucho tiempo que veo más “democristianos” en el PSOE que en los alrededores de Génova, donde todos hacen carreras por ser catalogados como liberales.

Os recomiendo el número de febrero de la revista Temas.

Camino al centro

20 May

El debate precongresual del PP nos está ofreciendo un muy bajo nivel político y aún mucho menor en cuanto a debate de las ideas, que deberían guiar la acción de oposicón de quien es alternancia clara al actual gobierno socialista. Los insulsos debates entre quien es socialdemócrata, quien liberal o quien conservador, han dado paso a una duda acerca de la confianza que despierta Rajoy o sobre quien debe ocupar el puesto de Acebes en la secretaría general. ¿Debate ideológico o programático? Ni se le ve, ni se le espera.

El Partido Popular, nació como refundación de todo el espectro del centro derecha. Desde los conservadores de Alianza Popular, los liberales de Unión Liberal y Partido Liberal; los democristianos procedentes del Partido Demócrata Popular (con toda su pluralidad que va desde el centro izquierda a la derecha confesional), más algunos socialdemócratas despistados de la UCD y el CDS y por supuesto los restos del postfranquismo sociológico. Pero está integración ideológica en el PP ha saltado por los aires; pero no por una divergencia de programa, sino porque el gran poder acumulado en estos años (tanto local, como regional o nacional), ha hecho del PP una maquina de ganar elecciones que no tiene tiempo para las ideas. Las antiguas tendencias, recicladas muchas bajo los nuevos titulares políticos del fin de siglo XX(neoconservadores, social liberales, teocons…), se han convertido en simples tapaderas para acaparar cargos orgánicos y públicos. No hay más debate interno que el que se refiere a como ganar las elecciones próximas. Es decir, concretando más, en si Rajoy puede ganarlas o no. El mensaje, el programa, la ideología etc. son accesorios. Lo fundamental no es eso.

Este problema de ideas o más bien de falta de ellas, es algo muy común en toda la política occidental. En el campo del centro izquierda no andamos menos desorientados. El cambio de la ideología por el marketing y de las ideas por el diseño, hace que cuando se pierde el poder, se entre en barrena en una crisis complicada. Ya pasó en el campo del PSOE tras la derrota dulce del 96.

Gallardón decía hoy que el centro es el camino a seguir. Sin negarle la razón, a uno estos debates ya le cansan. Esto me lleva a un chiste facil. El PP lleva hablando de caminar hacia el centro desde hace 20 años. ¿Desde donde vienen?

Pero la verdad es que esta pelea de gallos por el poder (aunque encima ni siquiera peleen sino que se amagan sin parar…), nos priva de un verdadero y necesario debate sobre cual es la alternativa que desde el centro derecha se da a los problemas de nuestro país y sobre si existe una sola visión en el centro derecha o son necesarias varias, como pasa en el resto de Europa…, pero es que esto no toca ahora. Que le vamos a hacer…