Tag Archives: ecología

¿Se tomarán medidas contra la contaminación?

29 Ene

Estos días, una de las noticias más importantes que aparecen en todos los medios es, sin lugar a dudas, los niveles de contaminación a los que Madrid está llegando. Niveles inaceptables y que obligarían, por sentido común, a tomar medidas urgentes de limitación de vehículos en la ciudad de Madrid y en el cinturón colindante. En lugar de ello, el Ayuntamiento de Madrid intenta hacerse trampas al solitario retirando las estaciones de medición de los sitios mas contaminados, pero el Fiscal de Medio Ambiente no ha tragado y ha pedido explicaciones.

¿La realidad? Madrid superó en 2010 el límite legal de contaminación registrando 44 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno de media. Y ante esto, si que hay que tomar medidas urgente, una vez que los propios datos de la Sanidad madrileña otorgan la escalofriante cifra de 1700 muertos anuales por polución, además de otras enfermedades como alergias o polución. Restringir el tráfico rodado en Madrid y potenciar el uso del transporte público, no solo es necesario sino que es urgente.

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y el Manzanares nace aquí, no viene de más resaltar la importancia cualitativa y cuantitativa que tenemos los pueblos de la Sierra puesto que somos el pulmó de la región, combatiendo con la calidad de aire “que producimos”, la insalubridad de otras zonas. Razón de más para no seguir siendo tratados como ciudadanos de segunda y recibir contraprestación en servicios públicos de calidad, a nuestra aportación al resto de madrileños. En ese sentido iban las alegaciones que he presentado al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Defensa integral del medio ambiente y el entorno, compatible con derechos sociales y bienestar general.

No tengo duda de que Madrid necesita urgente una reverdecer su modelo social. En la capital lo primero y en toda la región, después. ¿Hay disposición para hacerlo?

Anuncios

Ole, ole y ole…

29 Jul

Menuda polémica se genera siempre en torno al mundo de las corridas de toros. De eso, yo sé un poco… porque la verdad es que menos sosiego y debate sereno, este asunto genera de todo. Ayer, el Parlamento Catalán decidió tras un proceso ejemplar de participación, transparencia y libertad, votar si se modificaba la Ley de Protección Animal de esa región, prohibiendo las corridas de toros, en todo el territorio catalán. Esta modificación venía solicitada por cientos de miles de firmas de ciudadanos a través de una ILP. Y la mayoría ha votado sí, a que no haya mas corridas de toros en Cataluña. Las reacciones no se han hecho esperar: se rompe España; es una reacción de los separatistas contra la victoria de la selección española – se lo juro, esto lo ha dicho Mayor Oreja-; se va a generar un contagio a otras regiones… y así un sinfín de apocalípticas profecías contra la decisión libre y soberana de un parlamento, que tiene todo el derecho a legislar visto el Ordenamiento Jurídico vigente. Y a confundirse.

Sobre este tema, tengo que decir varias cosas:

1º La reacción de cierta derecha con este asunto es demagógica y patética. No se puede decir que es una muestra de separatismo y del afán de romper España o que genera desigualdad entre los ciudadanos. No, si no se quiere sonrojar uno, porque lo que genera desigualdad real, no es que los Catalanes no puedan a partir del año 2012 ir a los Toros, sino que los madrileños no tengamos aplicada la Ley de Dependencia, que paguemos libros de texto mientras en Castilla La Mancha están subvencionados, que Euskadi y Navarra tengan un régimen fiscal propio, que… tantas cosas que esta España de las Autonomías permite y fomenta. ¿Nos preocupamos ahora por la facultad de reglar y legislar de una Comunidad Autónoma? Estamos ante la enésima oportunidad de azuzar sentimientos territoriales buscando réditos electorales.

2º Es hipócrita la actitud de los parlamentarios que han apoyado el cese de las corridas de toros, al dejar fuera otro tipo de festejos taurinos donde también se maltratan animales, para así lograr el voto de CiU. Algunos, a ambos lados del burladero, si han colocado la línea en el tono nacional. CiU y ERC entre ellos.

3º Comparto totalmente la decisión del PSC de dar libertad de voto a sus diputados (que por cierto, solo tres apostaron por la abolición, otro par de abstenciones y el resto, con Montilla al frente votaron en contra de la prohibición) y no entiendo las críticas. Habría que legislar la obligación de que los diputados y cargos públicos de todo ámbito tengan libertad de voto en todos y cada uno de los temas. Enriquecería mucho el debate y revalorizaría la función e imagen del cargo público, en este u otros asuntos, porque ¿alguien se cree que todos los diputados del PP en Cataluña son taurinos? ¿y todos los diputados del PP en el Parlamento nacional son contrarios al matrimonio gay o a la ley del aborto? ¿Y todos los del PSOE favorables? Pues no, se lo garantizo que conozco a unos cuantos. Ah… y entre los diputados y concejales de IU conozco a más de uno que se fuma buenos puros en las Ventas… Este es un tema, como otros muchos que no entiendes ni de izquierdas ni de derechas.

Dicho todo esto, ahora es cuando muestro mi posición sobre el tema en concreto: pese a estar convencido de que no se acaba el mundo por el hecho de que las corridas de toros dejen de celebrarse y que ni España, ni nuestra identidad, ni nuestra forma de vida va a sufrir por este hecho como si lo sufren por otros muchos todos los días sin que ni los ciudadanos y la prensa pongan el grito en el cielo, yo no creo que la solución sea prohibirlos, sino que pasa, creo yo, porque socialmente vaya desapareciendo su aceptación tal y como recogen las encuestas que ya sucede y por tanto que de forma gradual desaparezca. Otra cosa son las subvenciones públicas, que en este, como en otros muchos aspectos hay que revisar.

No soy aficionado a los toros, habré ido unas cinco o seis veces en mi vida y reconozco que me gustó el ambiente, el colorido…, pero me sobrecogió el ver la sangre, el animal agonizando…, aunque esto también lo sufrí cuando vi matar a un cerdo en una matanza en la mili o despellejaron un conejo en mi presencia en Fregenal de la Sierra . Cosas de ser de ciudad, que no nos gusta ver el sufrimiento del animal vivo, pero no hacemos ascos a la plancha o a la barbacoa. Pero me genera muchas dudas el prohibir los toros por Ley, porque creo que la plasmación legal de los animales como sujetos propios de derechos (y no como perceptor de los derechos que los humanos les damos) nos lleva a una deriva compleja en otros muchos ámbitos. Desde el de los animales de compañía, alimenticios, pesca, caza etc…

Pues eso, que España ni se rompe, ni los que van a los toros son unos asesinos, ni los antitaurinos unos separatistas sedicentes. Eso si, demagogos y oportunistas en este, como en otros temas, a puñados…y por todos los flancos. Eso si que es propio de nuestra identidad nacional.

Les enlazo dos artículos que me han gustado sobre el tema, aunque no comparta al 100% lo que dicen. Uno de Público y otro de El País. Me gustó también un artículo de Ignacio Camacho, ayer en ABC, pero no encuentro el enlace.

¿Nucleares? Debatamos gracias…

9 Jun
¿Nucleares?

¿Nucleares?

Estamos entrado de lleno en la polémica nuclear. Y digo polémica, porque este asunto, el de la energía nuclear, no da para generar un debate serio y razonable, puesto que es uno de esos asuntos tabú, en los que si alguien se declara partidiario de su uso, rapidamente vemos a un derechoso financiado por algún lobby y si se dice que se está en contra, nos encontramos ante un progresista amante de la naturaleza. Pues ni lo uno ni lo otro, en la mayoría de los casos. Y fundamentalmente porque la inmensa mayoría de la sociedad no estamos preparados, por falta de un información veraz y contrastada, para tomar opción en este asunto. ¿Y por qué no la tenemos? Porque no se plantea un debate real y serio sobre, no ya solo las centrales nuclerares, sino sobre nuestro modelo energético. Con todas las opciones, con pros y contras, teniendo en cuenta también los compromisos de Kyoto, las emisiones de CO2, nuestro modelo económico, la capacidad de adaptarnos a energías “limpias” sin perder de vista el horizonte del desarrollo productivo e industrial, el coste a los ciudadanos etc. etc. En definitiva, debatir de verdad, sobre que tipo de modelo queremos, no solo sobre los tópicos heredados desde hace 30 años. Y tras ese debate que reclamo, podremos opinar sobre las centrales nucleares de verdad, con razón y conocimiento.

A mi a priori se me generan algunas dudas. Soy de epidermis antinuclear. Es decir he crecido bajo el paraguas de ¡Nucleares no gracias!. Pero me surgen algunas preguntas. ¿Estamos dipuestos a seguir dependiendo de los combustibles fósiles? ¿Qué pasa con el cambio climático y las emisiones de CO2? ¿Es peor esto o el riesgo de los almacenamientos de los residuos nucleares? ¿Asumimos la necesidad de abandonar el modelo de vida actual que tenemos por otro menos consumista y más sostenible? ¿Estamos en contra de tener centrales nucleares en casa, pero no de comprarle la misma energía a las centrales francesas y marroquíes a un coste mayor? Son algunas preguntas, que me hago y que me llevan a reclamar este debate, puesto que sigo viendo mucha impostura y pose en todo lo relacionado con la energía nuclear…a favor y en contra.