Tag Archives: nueva izquierda

Una Rosa por San Jordi

23 Abr

La decisión de Rosa Aguilar de salir de IU al aceptar la oferta de la Consejería de Obras Públicas está trayendo mucho ruido por parte de los dirigentes de IU que no entienden como esta puede estar en un gobierno con el enemigo, porque para ellos sin duda alguna parece claro que el enemigo no es la derecha sino el PSOE…

Yo aprecio a Rosa Aguilar. Me parece un referente de una izquierda sensata, comprometida con los ciudadanos y sobre todo, dispuesta a sumar y no restar. Y esto último creo que es mas importante que poner en marcha el izquierdómetro frente a los cercanos. Por eso me parece razonable que haya dado el paso de aceptar el formar parte de un gobierno de progreso. Del gobierno progresista y de izquierdas que no olvidemos, los andaluces han querido que les gobierne. Y estoy convencido de que va a hacer una gran labor allí ahora y en otros sitios en el futuro.

Lo que no comparto es el procedimiento que ha usado para dar este paso de integrarse en un gobierno (que no en otro partido que no confundan las cosas), porque parece que ha sido un paso casi a escondidas, sorpresivo,  cuando tendría que haber liderado una acción mas elaborada, política y colectivamente, que la de su entrada como independiente en un gobierno de izquierdas, mostrando una alternativa real por el entendimiento y el diálogo en el campo progresista y no una actuación que parece personal. En IU no pueden en cualquier caso sorprenderse y declararse horrorizados, por una decisión que tiene también una carga de desahogo interno, cuando desde Andalucia se ha estado machacando sin misericordia a su cargo público mejor valorado precisamente por eso, por ser valorada y no ser una dogmática como el alcalde de Marinaleta y compañía. Dentro de las reacciones me ha sorprendido Llamazares por sus palabras, cuando el ha permitido en la legislatura pasada que gente de IU, muy cercana a el, ocupara altos cargos en el primer gobierno Zapatero sin ningún acuerdo político de por medio. Pero bueno, hay quien actua, dependiendo también de la necesidad de resituarse para mantenerse en el machito. Una pena. Rosa Aguilar no lo necesitaba. Ella tenía claramente el respaldo ciudadano y la categoría personal para estar donde quisiera.

Por tanto no doy la bienvenida a Rosa, no ya al PSOE, que ha declarado que no cambia de partido, sino al campo del entendimiento y de la izquierda plural como forma de afrontar los retos del espacio progresista en nuestro país, porque ella lleva muchos años intentando abrir esa vía. Y lamento que haya quien se escandalice por que Rosa Aguilar ocupe un cargo ejecutivo en un gobierno PSOE, pero no hayan dicho nada por formar gobiernos con el PNV en Euskadi o con la propia ANV ETA en algunos Ayuntamientos…por poner un ejemplo. 

Debe ser que la teoría de las dos orillas (nosotros la izquierda y el resto de derechas)  varía si estas son las del Guadalquivir o las del Nervión…

Joan Herrera en El País

19 Abr

Hoy publica el diario El País, una entrevista con Joan Herrera diputado y secretario general de ICV.  Herrera es uno de los máximos exponentes de una nueva izquierda que rompiendo con ciertos clichés del pasado, quiere construir una alternativa que conjugue responsabilidad institucional con compromiso ecosocialista. Es decir, asumir que trabajando desde las instituciones (que no significa olvidar el trabajo en la calle y los movimientos sociales) se pueden transformar las cosas. Es más, a día de hoy, casi se puede decir que solo desde la acción de gobierno se pueden hacer palpables a corto plazo las necesarias transformaciones y reformas de nuestra sociedad.

Yo coincidí una vez con Herrera, a través de los colegas de Red Verde en un acto público, cuando se planteaba la construcción de una tercera izquierda estatal (la federación Los Verdes – Izquierda Verde, con Mendiluce, restos de Nueva Izquierda, Iniciativa, Chunta etc…), que renovara los mensajes y abriera las puertas al entendimiento entre las otras izquierdas. Aquel proceso fracasó antes de nacer y de la desbandanda y el desencanto no surgió nada nuevo. En el PSOE sigue, seguimos, la mayoría del centro izquierda y en IU han vuelto a imponerse los discursos caducos del PCE, arrinconando (como Llamazares) a quienes compartian la necesidad de la apertura.

Joan Herrera, me parece uno de los mas destacados miembros de una generación de políticos de izquierdas (junto a Madina y Chacón, Tania de Rivas…) que nos van a dar muchas buenas tardes y mucho de que hablar.

El futuro de la izquierda

20 Mar

Oskar Lafontaine, dirigente histórico de la socialdemocracia alemana y lider del Partido de la Izquierda alemán (Die Linke), sigue animando el debate sobre el futuro de la izquierda, no solo escribiendo numerosos textos sino a través de la práctica, ya que su experiencia impulsando la construcción de una nueva izquierda que aunara a los ex comunistas del PDS y a los socialdemócratas de izquierdas del WASG, junto a sindicalistas, ecologistas, cristianos de base etc., está creando una línea de trabajo que por ejemplo está siendo seguida en Francia o en Italia. En España, mientras tanto IU, cada vez más aislada y controlada por no se sabe que intereses del PCE sigue, en lugar de tender puentes de futuro, perdiendo efectivos por la izquierda y los movimientos sociales, demonizando a la socialdemocracia y escorándose peligrosamente hacia la desaparición, mientras el Partido Socialista, sigue copando sin problemas casi el 100% del electorado progresista.

La apuesta de Oskar Lafontaine por una nueva izquierda que actue sin complejos, con vocación de gobierno y con una clara ambición de romper la atonía actual frente a la crisis de un modelo de capitalismo caduco e inhumano, presentando alternativas que sean renovadoras y nada inmovilistas, es toda una novedad que se agradece y que se mira con esperanza, puesto que intenta unir y no separar, lo que en el campo de la izquierda, centro izquierda, progresismo o queramos llamarle… es algo no muy habitual.

Aquí os dejo enlazado un discurso de Lafontaine, que habla precisamente del futuro de la izquierda.

Acerca de las izquierdas…

15 Sep

El diario Público aparece hoy con una serie de noticias acerca de la izquierda europea. Son noticias referidas a la ruptura entre las dos corrientes mayoritarias de la izquierda francesa: la que representan socialistas, comunistas y verdes progresistas frente a la nueva izquierda anticapitalista procedente de la trosquista LCR; y a los nervios del ala derecha de la socialdemocracia alemana, frente al empuje de la nueva izquierda socialdemócrata y postcomunista de Die Linke.

Nos encontramos sin duda ante una situación compleja para la izquierda. Ante el colapso de un modelo social y económico basado en la especulacíón, la basura financiera y el enriquecimiento sin límites, como puede verse en el derrumbe las mayores entidades financieras de EE.UU. (donde se olvidan los dogmas neoliberales de la escuela de Chicago aplicados a sangre y fuego en medio mundo, haciendo que el Estado aparezca en plan salvador de las cuentas corrientes de los accionistas), la izquierda se encuentra entre la espalda y la pared.

Por un lado, una parte de la izquierda no hizo los deberes tras la caida de los regímenes totalitarios del modelo soviético y sigue en dogmas y clichés pasados que de nada sirven ante los problemas y realidades de hoy, como bien les señalan los ciudadanos mandando su pose, supuestamente, revolucionaria, al más profundo olvido. Y por otro, algunos, demasiados, hicieron una lectura en clave de sometimiento ideológico a la “única verdad” de la panacea del mercado y de las bondades de la globalización, neoliberal claro está. La tercera vía blairiana y sus modelos aplicados a diferentes paises, han dejado a la socialdemocracia sin capacidad de denuncia, de respuesta y de presentar alternativa, frente a un modelo de economía de mercado que se ha demostrado ineficaz, injusto y potencialmente nefasto.

La izquierda, tiene que superar esta parálisis y darle a los ciudadanos una alternativa al modelo de producción (o más bien de especulación, porque producir se produce poco), que hace que los trabajadores en toda Europa (no es cosa solo de nuestro país, diga lo que diga la COPE) estén hipotecados y sin capacidad de ahorro, para poder acceder a los mínimos exigibles de una vida digna. Si no lo hacemos, si desde la izquierda no construimos esta alternativa moderna, transfomadora e ilusionante que el momento requiera, no podremos quejarnos de que en nuestros paises calen otras alternativas de corte populista (como la que hizo en los 90 de Le Pen y su Front National, el primer partido “obrero” en los antiguos bastiones comunistas de la Francia industrial) como respuesta de los que padecen las consecuencias de unas crisis económicas, que generan los que mas tienen y ganan (también con ellas), pero que pagan, pagamos los que menos tenemos.

No consiste en tirarse al monte o vender, de nuevo, paraisos en la tierra…; pero algo tendremos que hacer…