Tag Archives: progresista

DEL CENTRO A LA PERIFERIA…

15 Oct

Un comentario en otra entrada me ha animado a escribir acerca de la incomprensión con que en parte de la izquierda (y también de la derecha todo hay que decirlo) se acoge cualquier veleidad “centrista” e incluso la incorporación del centro político al área de influencia de las organizaciones de carácter progresista. En este ámbito voy a detenerme.

En nuestro país, a diferencia de la mayoría de los de nuestro entorno, todavía causa perplejidad la denominación “centro izquierda” como espacio político de los partido socialistas o socialdemócratas. Claro está que eso no es nada raro, puesto que hasta hace “tres días” decir socialdemócrata era casi un insulto o una herejía para cierta progresía. Eso ha evolucionado por suerte, tanto que hasta Cayo Lara y su PCE ampliado, hacen llamamientos a los socialdemócratas para que se suban a su barco. Pero todavía cuesta asumir, estoy convencido que por el exceso de simplificación política de nuestro país y por temor a ser medidos con el izquierdómetro que tanto daño nos ha hecho, que el espacio político de centro, no solo puede ser plenamente integrado en una fuerza progresista sino que además es imprescindible hacerlo. Voy a dar algunas motivaciones:

  • Una fuerza progresista útil para la sociedad del siglo XXI, tiene que ser capaz de integrar y sintetizar desde la izquierda clásica no sectaria ni autoritaria hasta los liberales igualitarios y demás sectores moderados avanzados del centro, pasando por ecologistas, alterglobalizadores, reformistas de distinto pelaje, sindicalistas etc. ¿Por qué? Porque no plantearse un ámbito amplio de debate y acción significa no aspirar ser una fuerza mayoritaria y por tanto no ser una fuerza útil para alcanzar gobiernos y por tanto aplicar las reformas necesarias para mejorar la sociedad. Y cada vez mas ciudadanos, que tienen planteamientos de progreso pero se sitúan en una posición digamos post-ideológica, que hace que no se identifiquen plenamente con las posiciones y mensajes clásicos de izquierda/derecha.
  • Los ejemplos alemanes, ingleses o nórdicos, donde el centro progresista o las tendencias social liberales, son parte natural de las organizaciones socialdemócratas, son el mejor ejemplo de como no tiene nada de antinatural que el antiguo espacio homogéneo de la izquierda haya ampliado su espacio hacia el centro, sin renunciar por ello a su lugar de origen.
  • ¿Nadie recuerda como logró el PSOE la mayoría absoluta en 1982? Sumando desde la izquierda hasta moderados procedentes de la UCD como Fernández Ordoñez o Sotillos. ¿Hay que expulsar del PSOE a Felipe González, Solbes o a los compañeros procedentes del CDS de Suarez sino hacen un juramento de fidelidad izquierdista? ¿Y en la victoria del 2004 no tuvo nada que ver el trasvase de votos centristas que se sumaron a la izquierda tras el cuatrienio autoritario de Aznar? Para los amantes del clasicismo ¿no les suena la convivencia entre un radical Largo Caballero y un moderado Besteiro o un Fernando de los Ríos en los años 30?  ¿Azaña era acaso menos progresista por no ser socialista ni marxista?

En cualquier caso, el error fundamental es considerar que denominar como centro izquierda al espacio político del PSOE, es síntoma de derechización. Nada más falso. Es síntoma de llamar por su nombre a las cosas, sin complejos ni prejuicios del pasado. Y esto no lo digo yo, lo dicen los estudios sociológicos del electorado y los votantes. Pero hay complejos que son los que han permitido desde finales de los 90, que socialmente la derecha se haya apropiado del espacio “nominal” de centro sin problema alguno y que en la calle se use la denominación de centro derecha para referirse al PP con normalidad, mientras que si se emplea fuera de ciertos ámbitos minoritarios (el progresismo catalán siempre muy italianizado o el mundo universitario son algunas de las excepciones), a uno le miran con cara rara por hablar de centro izquierda en España.

Lo dicho, que defiendo como espacio político natural el centro izquierda. Y defino este, no como un lugar a la derecha de la izquierda (la verdadera y única que dirían los sectarios), sino como la confluencia de diversas sensibilidades y tendencias progresistas, unas mas moderadas o gradualistas que otras, con un marco común de transformación de nuestra sociedad. Evitar la simplificación de la terminología política, aunque parezca una tontería, ayuda y mucho a abrir nuevos caminos muy útiles para el futuro.

Perdón por el tostón. Pero me apetecía explicar, porque para mi es normal denominar al PSOE y a mi mismo como de centro izquierda. Vicios de ser un “seguidor” de la política internacional y la historia. Que de todo se aprende…

Anuncios